José Miguel Isidro

'Dividendo y autocartera están supeditados a crecer'

Vallisoletano, de 51 años y licenciado en Económicas por Deusto, dice que no gestiona la empresa mirando al mercado. Pero no se cansa de recordar que la OPV de Europac es la sexta mejor desde 1998

El despacho de José Miguel Isidro está decorado con cuadros, una de sus grandes pasiones. Tiene la empresa en la cabeza, aunque si algún dato le falla acude presto a la calculadora.

Pregunta El beneficio neto, en comparación interanual, cae desde el ejercicio 2001, ¿por qué?

Respuesta Nuestro sector está muy ligado al consumo y salta a la vista que en los últimos años ha habido una desaceleración económica. Además, en España buena parte de la renta disponible se dedica al crédito hipotecario y los precios del papel alcanzaron su nivel mínimo en 10 años. Por lo tanto, Europac ha pasado su particular travesía por el desierto, pero ésta ha sido menor a la de la media de la industria. Ahora veo las cosas con mayor optimismo por la recuperación de la demanda interna.

'Cualquier compañía que aportara sinergias sería bienvenida siempre y cuando no lo haga de forma hostil'

P. ¿Qué previsiones de crecimiento maneja para 2004?

R. El primer trimestre no fue brillante. Tuvimos parte de nuestra infraestructura parada por las inversiones. Yo creo que va a ser un ejercicio de menos a más. Los precios del kraftliner se han empezado a recuperar a partir de abril. Además, hay que añadir los efectos del arancel a las importaciones de EE UU. El segundo trimestre va a ser muy bueno en comparación con el primero. Para el conjunto del año esperamos un crecimiento en ventas en torno al 6%. El beneficio neto podría ir escalando hasta situarse el aumento entre el 10% y el 15%.

P. ¿Está en disposición Europac de trasladar la subida de precios de la materia prima al producto final?

R. Entendemos que sí. La materia prima pesa mucho en la estructura de costes y es inevitable incrementar los precios si el repunte es estructural.

P. ¿Qué impacto ha tenido el repunte del crudo?

R. No lo tengo cuantificado, pero es evidente que nos ha hecho daño. Trabajamos la energía eléctrica en régimen de cogeneración y el gas que adquirimos está indexado al precio del crudo.

P. ¿En qué medida les afecta la aplicación del Protocolo de Kioto?

R. De momento no nos hace daño. La cifra que nos podría corresponder no es significativa. Ahora bien, la industria papelera parte coja. Se le ha dado una cobertura del 95% para el consumo actual y futuro de derechos de emisión, mientras que a las eléctricas se les ha asignado el 120%. Además, dos tercios de los contaminantes, que son el sector de transportes y el residencial, no pagan.

P. ¿Qué cuota considera justa?

R. Lo razonable sería tener un 110%. La industria papelera tiene una imagen contaminante que no le corresponde. Al reciclar, retiramos 300.000 toneladas de basura. La Administración nos debería dar muchas facilidades y, en cambio, no nos está dando ni una.

P. Una de las vías de crecimiento de Europac, aparte del aumento de la producción, son las compras. ¿Hay alguna operación a la vista?

R. Estamos siempre en estudio de operaciones. Lo que está claro es que no vamos a comprar a cualquier precio.

P. ¿Cuánto podría crecer Europac sin adquisiciones?

R. Tenemos una capacidad de crecimiento orgánico buena. De entrada, en papel tenemos previsto crecer hasta las 790.000 toneladas en 2006, desde las 490.000 actuales. En cartón también crecemos bien por vía interna.

P. ¿Habrá movimientos de consolidación en el sector papelero?

R. No lo creo. Las posiciones de la industria en España están muy definidas. Otra cosa es que compañías extranjeras quieran entrar en este mercado.

P. ¿Podría ser Europac objetivo de estas multinacionales?

R. Supongo que sí. Somos una compañía bien situada. Evidentemente ha habido alguna aproximación. Sin embargo, entendemos que el nuestro es un proyecto liderado por un equipo y con una idea concreta. Somos una compañía abierta. Aunque no admitiríamos un cambio de proyecto, sí que alguien se subiera en marcha a nuestra idea. Por lo tanto, cualquier compañía que aportara sinergias, sería bienvenida, siempre y cuando no lo hiciera de forma hostil.

P. En 2003 aumentaron su participación en la portuguesa Gescartao. ¿Piensan seguir ganando presencia?

R. Es una empresa con un precio muy atractivo. A los niveles actuales, y en la medida en que tengamos disponibilidad financiera, lo seguiremos haciendo.

P. Tras tocar máximos históricos, las acciones de Europac se han desinflado un poco en los últimos meses. ¿Por qué?

R. En los primeros meses del año el valor subió con fuerza. Con un mercado lateral como el actual es lógico que los inversores realicen plusvalías. Lo importante es que las acciones consolidan posiciones. Siempre he dicho que Europac puede estar tranquilamente por encima de los 5 euros. Ahora bien, el mercado es muy veleidoso y la valoración depende en parte de circunstancias ajenas. Lo que no puedo es gestionar la compañía pensando en la Bolsa. Cuando se hacen las cosas bien, el mercado acaba reconociéndolo.

P. Harpalus, el accionista mayoritario de Europac, ha reducido algo su presencia en los últimos meses. ¿Por qué? ¿Seguirá haciéndolo?

R. Harpalus va a mantener siempre un paquete de control. Nunca bajaríamos por debajo del 42%. Ahora bien, dentro de este rango movemos la participación en función de cómo esté el mercado y de los intereses de la propia sociedad.

P. En 2003, tras la salida de Rengo, entraron varias cajas en la compañía. ¿Qué aportan?

R. Es una satisfacción que estas instituciones financieras confíen en nosotros. Además, al aportar estabilidad al accionariado, se puede trabajar mejor.

P. ¿Entrarán en el consejo?

R. Aunque todavía no hay nada decidido, pensamos abrir el consejo para que entren accionistas relevantes.

P. En 2003 vendieron la autocartera. ¿Volverán a recomprar títulos?

R. No hay una política de autocartera definida. Hay una política de defensa al máximo los intereses de nuestros accionistas. Nuestra máxima es crecer. Por lo tanto, la autocartera y el dividendo están supeditados a cualquier inversión que aporte valor.