Consejo

Solbes calcula que ha heredado 6.140 millones de déficit del PP

El Gobierno anunció ayer para este año un déficit del Estado adicional de 6.140 millones de euros, heredado del anterior Ejecutivo. Además, consigna otros 13.500 millones, en diferentes partidas, en las que existe 'riesgo' más o menos elevado de que acaben por convertirse en déficit en el futuro.

Nada debe quedar oculto a la mirada de los ciudadanos'. Bajo esta premisa el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, presentó ayer en Consejo de Ministros un informe sobre transparencia de las cuentas públicas en el que cifra en 6.140 millones de euros (0,78% del PIB) el déficit adicional del Estado para este año fruto de partidas no consignadas por el anterior Ejecutivo del PP, y al menos en otros 13.500 millones el déficit potencial para años venideros.

La finalidad de este informe, según Solbes, es poner fin a la opacidad en las cuentas, de forma que se publiquen todos los compromisos de gastos, computen o no como déficit, sobre todo por el 'riesgo' a medio plazo que pudieran ocasionar para las cuentas públicas.

Entre las operaciones que afectan al déficit del Estado no incluidas por el PP en los Presupuestos Generales para este año figuran los 2.500 millones de euros (equivalente al 0,32% del PIB) por el pago de la deuda a Andalucía; 630 millones (0,08% del PIB) por la reclasificación de RTVE, y otros 260 millones (0,03% del PIB) por el aval del Estado al crédito otorgado a Argentina. Estas partidas ya habían sido adelantadas por Hacienda hace varias semanas. A ellas, según Solbes, se le deben sumar otros 2.750 millones de euros por ajustes no incluidos en la estimación del déficit (otro 0,35% del PIB).

En total, 6.140 millones de euros adicionales, equivalentes al 0,78% del PIB que habrían que sumarse al déficit que de por sí registre el Estado este año (el anterior Gobierno lo había estimado en un 0,4%).

De hecho, preguntado por si el Estado registrará este año un déficit global mayor del 0,9% del PIB (si se suman el 0,78% y el 0,4% da como resultado el 1,18%), Solbes reconoció que al menos, será del 0,9%, aunque que la cifra final dependerá de la evolución de los ingresos tributarios a lo largo del presente ejercicio.

Riesgo potencial

Solbes se refirió, por otro lado, a una serie de partidas que sin ser déficit suponen en la práctica un 'riesgo' de que en el futuro sí puedan convertirse en déficit y endeudamiento. En total, unos 13.500 millones de euros más.

Entre estas partidas se encuentra la deuda histórica de Renfe (3.800 millones) y la asociada a la compra de infraestructura ferroviaria (1.800 millones), capítulos a los que el PP no le dio una solución final cuando gobernaba y que, si las acaba asumiendo el Estado, supondrá mayor déficit. También se encuentran las aportaciones al Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (los anteriores gobiernos habían desembolsado 6.360 millones hasta 2003), y a las sociedades estatales de aguas (otros 1.540 millones). Hasta ahora la agencia comunitaria Eurostat había indicado que estas aportaciones no computaban como déficit pero, en estos momentos, se está replanteando su reclasificación. 'En septiembre tendremos más noticias de Bruselas', dijo el vicepresidente sobre ello.

Solbes se refirió también a otras operaciones que comportan riesgo de mayor déficit público en el futuro, aunque este riesgo es 'indefinido', como el que atañe a las empresas que serán reclasificadas como Administraciones públicas (CDTI, FEVE, Red.es...), algunas con importantes proyectos de inversión (AENA), y las que cuentan con pérdidas estructurales reconocidas (Hunosa, Izar, Mayasa). Habría un cuarto capítulo, referido a operaciones futuras cuyos riesgos son, según Solbes, 'difíciles de evaluar' como la creación de entes instrumentales (sociedades y consorcios) por CC AA y municipios, que están ahora en revisión, diferentes avales públicos (como los concedidos por la SEPI a sus empresas) y los mayores gastos derivados de la catástrofe del Prestige.

Para eso mandan

Montoro afirmó que la deuda de RTVE se incluyó en los Presupuestos de 2004 en febrero, cuando lo exigió Eurostat. 'Y, aún así, logramos superávit', se jactó, para concluir que 'lo que tiene que hacer el PSOE con RTVE es sanearla, que para eso mandan'.

El PP vaticina 'despilfarro' con el PSOE

La 'campaña sobre la transparencia emprendida por el PSOE' en los últimos días es, según el Partido Popular, una maniobra para preparar una realidad 'por todos conocida: que gobierno socialista equivale a despilfarro'.

En una rueda de prensa realizada ayer, Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda del último gobierno popular, acusó a Solbes de mentir sobre el déficit oculto, porque las partidas referentes a AENA, Renfe, RTVE y otras están en los Presupuestos que se presentaron a las Cortes en septiembre. 'Ya era hora de que se los leyeran', ironizó Montoro. El actual portavoz de economía del PP en el Congreso, Miguel Arias Cañete, añadió que, con estas acusaciones, el Gobierno 'se pone la venda antes de la herida', asumiendo de antemano un déficit futuro que sólo se derivaría del 'habitual despilfarro' socialista.

Montoro explicó que fue el propio Solbes quien hizo aflorar un déficit oculto de tres puntos cuando llegó por primera vez al ministerio de Economía, en 1992. 'Si lo hizo con el Gobierno de su propio partido y ahora no lo hace, es evidente que no lo hay'.

Oras claves

Una nueva Ley de Transparencia se aplicará a todos los ministerios

El Gobierno aprobará en los próximos meses una nueva Ley de Transparencia en la Información Económica. La norma regulará un catálogo de datos objeto de publicación por cada ministerio, su periodicidad y calendario, el contenido mínimo de las publicaciones, los soportes a utilizar para que la información sea útil y permita su estudio y análisis, y medidas que garanticen el acceso a la citada información a todos los ciudadanos. La Comisión Delegada de Asuntos Económicos será la encargada de preparar los trabajos para redactar el proyecto de ley y de coordinar a todos los ministerios.

La Ley de Estabilidad obligará a incluir compromisos de gasto

La reforma de la ley de Estabilidad Presupuestaria obligará a que en los Presupuestos del Estado se incluya un informe que relacione el déficit presupuestario con el estimado en términos de contabilidad nacional (el homologado por Bruselas), según anunció ayer Solbes. Además, en todos los programas de actuación de los presupuestos se deberá analizar los riesgos futuros sobre déficit y deuda pública. En los presupuestos se deberá incluir también un inventario que informe sobre las unidades adscritas al Estado y un anexo sobre los compromisos de gasto futuros.

El Gobierno presenta en Bruselas un avance sobre el plan de Izar

El Gobierno español presentó ayer a la Comisión Europea una primera aproximación del plan de futuro de Izar, tras la exigencia del Ejecutivo comunitario de que la empresa de astilleros reembolse 308 millones de euros de ayudas públicas.

El Gobierno responde así a la demanda del regulador europeo de notificarle la fórmula de devolución de las ayudas en un plazo de dos meses que expiraba hoy. Pedro Solbes explicó ayer que la devolución de las ayudas 'sólo puede enmarcarse dentro de una acción más general que implica un planteamiento global del futuro de Izar'.