Consumo

Cada español consume 164 litros de agua al día

Cada español consumió de media 164 litros de agua al día en 2002, un litro menos (-0,6%) que en 2001, según la encuesta sobre suministro y tratamiento del agua, difundida ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El volumen total de agua empleada en el abastecimiento público urbano ascendió a 4.783 hectómetros cúbicos, de los que 2.512 (el 65%) se destinaron al consumo en los hogares.

El precio medio del agua se incrementó un 6,6% respecto a 2001, hasta situarse en 81 céntimos de euro por metro cúbico. Concretamente, el precio del tratamiento de las aguas residuales alcanzó los 20 céntimos por metro cúbico, mientras que el del abastecimiento de agua fue de 61 céntimos.

Este importe no dista mucho de los precios anunciados recientemente por la titular de Medio Ambiente, Cristina Narbona. La ministra concretó que, con el plan alternativo al trasvase del Ebro, las comunidades afectadas (Cataluña, Valencia, Murcia y Andalucía) pagarán entre 70 y 90 céntimos por el agua para el abastecimiento urbano. Sin embargo, el destinado a nuevas concesiones urbanísticas, como turismo y campos de golf, costará entre 1,1 y 1,3 euros, diez veces más que la usada en el sector agrario (entre 0,12 y 0,30 euros).

El volumen de agua utilizado en 2002 en las explotaciones agrícolas ascendió a 17.083 hectómetros cúbicos, lo que supone un 2,5% más que en el año anterior. De ellos, la mayor parte (un 38,5%) fue a parar al cultivo de herbáceos.

Un total de 927 hectómetros cúbicos (19,4%) del agua que se distribuye en las redes públicas se perdió por el camino, debido a fugas, roturas, etc. No obstante, esta pérdida fue un 0,6% menor que en 2001.

Los castellano-manchegos fueron los que más agua consumieron al día en 2002 (185 litros de media) y los procedentes de las Islas Baleares los que menos (127 litros).

Los precios más elevados se registraron en Canarias (1,67 euros el metro cúbico) e Islas Baleares (1,48 euros). Por el contrario, los procedentes de La Rioja (0,44 euros) y Castilla y León (0,49 euros) fueron los que más barata pagaron el agua.

En cuanto al incremento del precio respecto a 2001, Castilla León (8,9%) anotó el mayor aumento y Canarias (0,6%) el menor.