Estados Unidos

Advertencias preocupantes en la tecnología

La empresa líder en la fabricación de semiconductores, Intel, ha sido la primera en disparar las alarmas del sector. Morgan Stanley y Deutsche Bank han sido los primeros en advertir que los resultados de la compañía serán peores de lo previsto. La advertencia sobre el valor coincide con otra recomendación negativa respecto a Yahoo y el miedo ha cundido en el Nasdaq. El índice tecnológico pierde así un 0,93% en la semana; mientras que el Dow Jones y el S&P 500 ceden respectivamente un 0,86% y un 0,80%.

Las cautelas sobre Intel llegan justo una semana antes de que empiece la temporada de presentación de resultados. La fabricante de aluminio Alcoa será, como es tradición, la primera en informar de sus cifras, el próximo miércoles.

Los temores del sector tecnológico se han juntado con los frustrantes datos de creación de empleo en junio. La economía americana creó en junio sólo 112.000 nuevos puestos de trabajos, lo que supone la mitad de lo esperado por el mercado y mantiene la tasa de desempleo en la imbatible cifra del 5,6%. Muy lejos queda el 4,2% que George Bush se encontró cuando asumió la presidencia del Gobierno en enero de 2001. La mejora del empleo es fundamental para dotar de fuerza a la economía estadounidense, ya que el consumo representa dos tercios del PIB.

Wall Street arranca entre turbulencias la segunda mitad del año. Las ganancias acumuladas en la primera mitad del año se han difuminado con las pérdidas de los dos primeros días de julio. Además, los inversores tendrán que lidiar con unos tipos de interés al alza. La Fed inauguró el pasado miércoles el ciclo alcista de los tipos, al subir el precio del dinero del 1% al 1,25%. En cualquier caso, el mercado se tomará un respiro el lunes, que dedicará a celebrar la fiesta nacional.

Castigada por las peores perspectivas de los analistas

El fantasma de la burbuja tecnológica reaparece en Wall Street. Los analistas de Smith Barney se han dado cuenta de que la cotización de la propietaria de los sitios más populares de Internet, Yahoo, ha subido más de la cuenta, atiendo a su nivel de flujo de caja y a sus perspectivas de resultados. Las acciones de la compañía han sufrido el castigo inmediato de los inversores, aunque el nivel de los 34 dólares aún está muy por encima de los 22 de comienzos de año.