Banca

SCH y BBVA pierden cuota pese a volcarse en el negocio local

El Banco de España señaló ayer que las dos principales entidades bancarias españolas perdieron una cuota de mercado de 0,7 puntos en 2003. La cifra muestra que la pérdida de cuota se ha ralentizado en los últimos años.

Las dos grandes entidades financieras españolas, el BBVA y el SCH, perdieron 0,7 puntos de cuota de mercado durante el pasado ejercicio. La orientación de los dos grandes grupos hacia al negocio latinoamericano ha pasado factura en el mercado doméstico, según se refleja en la Memoria de Supervisión Bancaria de 2003 presentara ayer por el Banco de España.

La cifra muestra, sin embargo, que ambas entidades, que concentran el 28,5% del balance del sector, han hecho esfuerzos en el último año por reducir la pérdida de cuota. En concreto, el informe del Banco de España señala que desde 2000 los bancos presididos por Emilio Botín y Francisco González, han visto como su posición se ha reducido en 5 puntos. Los procesos de fusión que siguieron ambas entidades, además de dotarles de tamaño, incrementar los beneficios y mejorar la solvencia, cedieron puntos a la cuota nacional.

La tendencia de los grande ha llevado de la mano al resto de las entidades. Desde 2000, los bancos nacionales han visto reducida su cuota de mercado en el sector en 4,2 puntos, una tendencia también en proceso de desaceleración ya que en el último ejercicio la pérdida fue de 0,5. Este medio punto se explica, según el Banco de España, por la adquisición de Barclays sobre el Zaragozano, que supuso la reclasificación de este último como filial extranjera.

BBVA 5,11 0,12%
SANTANDER 3,78 -1,74%

A pesar de esta operación, las sucursales extranjeras -aquellas sin ficha bancaria-, se han visto especialmente impulsadas por la 'fuerte captación de depósitos' de la holandesa ING y han visto como su cuota se incrementa en 2 puntos en los últimos tres años. Las otras beneficiarias en estos años han sido las cajas de ahorros, que a pesar de recortar 0,3 puntos en su cifra en 2003, se han apropiado de 2 puntos de la cuota de los bancos desde 2000.

La Memoria de Supervisión Bancaria enmarca estos cambios en un entorno 'muy competitivo con una orientación hacia un servicio financiero integral'. La entidad supervisora señala un 'crecimiento selectivo de las redes de oficinas, cajeros y plantillas'.

Para el supervisor la solvencia de los grupos bancarios consolidados y de las entidades individuales se mantuvo en un 'buen nivel' durante 2003, un ejercicio marcado por un panorama de fuerte crecimiento de la actividad y de recuperación de los resultados bancarios.

El ratio de solvencia se situó en 2003 en el 11,1%, por tercer año consecutivo, 3,1 puntos por encima del mínimo exigible. 'Es destacable la estabilidad que muestra la solvencia del sistema bancario español frente a coyunturas inestables como la acaecidas en los últimos tres años', añade el informe.

En cuanto a los recursos propios del sistema bancario estos crecieron un 9,7% el año pasado hasta los 113.516 millones de euros, mientras que los requerimientos por riesgos de crédito aumentaron al mismo ritmo, hasta 82.000 millones de euros. Pese al incremento de los riesgos crediticios, la morosidad del sector logró un mínimo histórico del 0,81%.

Eurobank: 'Fue un episodio aislado'

El año pasado se resolvieron 20 expedientes sancionadores contra entidades de crédito y 42 contra los administradores o directivos de las mismas frente a los 60 de un año antes. El supervisor inició además otros 24 expedientes a entidades y otros 56 a directivos que aún no han sido resueltos. Además se realizaron 596 requerimientos y recomendaciones a las distintas entidades, 231 de los cuales se referían a distintos aspectos relacionados con la valoración, gestión y control del riesgo de crédito. Nueve entidades cometieron infracciones 'muy graves', 35 fueron sancionadas por infracciones 'graves' y otras cinco por infracciones 'leves'. La entidad destaca la intervención de Eurobank y la califica de 'episodio ocasional y aislado' que no afectó al funcionamiento del conjunto del sector bancario.

El 95% de las hipotecas son a tipo variable

El informe publicado por el Banco de España señala en su último informe que el crecimiento del crédito hipotecario en 2003 fue del 21%, muy superior al 7% registrado en la zona euro y tres puntos por debajo del 24,1% señalado por la Asociación Hipotecaria Española. 'Más del 95% es a tipo variable', señala el informe. El fuerte crecimiento del crédito hipotecario a promotores y a familias se 'benefició de una fuerte competencia entre las entidades de crédito, lo que se reflejó en un elenco de nuevas ofertas con condiciones ventajosas, todo ello en busca de una fidelización de la clientela y la obtención de ingresos por comisiones'. El crédito hipotecario aumentó su peso en el balance en un 2% y ya alcanza el 29% y el 51% del crédito total. El crédito hipotecario gestionado alcanzó en 2003 una cifra récord de 460.000 millones de euros.