Tribunales

Alfredo Sáenz declara ante el juez por el pago al fisco de las opciones de Banesto

El consejero delegado del Banco Santander y ex presidente de Banesto, Alfredo Sáenz, declaró ayer ante el juzgado de Alcobendas (Madrid), que le investiga por un presunto delito fiscal durante más de dos horas. Ante el juez señaló que no tributó hasta 1998 por 2,5 millones de acciones de Banesto que recibió en 1994 porque sobre ellas existía una opción de recompra, informaron fuentes jurídicas.

Sáenz contestó sólo a las preguntas del fiscal. Según las acusaciones, a una pregunta de éste el ejecutivo dijo no saber por qué la retribución recibida en acciones no figura en las cuentas de la entidad.

Fuentes de la defensa del banquero indicaron que en 1998, cuatro años después de este acuerdo de cesión de acciones, Alfredo Sáenz hizo frente a sus obligaciones fiscales y que, por ello, no habido daño a las arcas públicas. Una vez fue adjudicado Banesto al Santander en abril de 1994, el presidente de este banco, Emilio Botín, ofreció seis millones de acciones del banco intervenido (un 1% del capital social) a Sáenz y su equipo de directivos.