Congreso

Zapatero anuncia un aumento del 25% del presupuesto en I+D

El presidente del Gobierno se comprometió ayer a dotar con un 25% más de presupuesto la partida destinada a investigación y desarrollo en 2005, en su discurso ante el 36º Congreso del PSOE inaugurado ayer en Madrid.

El clima que se respiraba ayer en el primer congreso que celebra el PSOE en el poder desde 1994 era muy diferente del que hace cuatro años aupó a José Luis Rodríguez Zapatero a la secretaría general del partido. En esta ocasión, las pugnas nominales y el debate ideológico aparecen prácticamente hibernados como consecuencia de la victoria electoral de marzo, y el liderazgo de Zapatero está fuera de toda discusión.

Por estas razones, la ponencia marco que el domingo aprobarán los casi mil delegados asistentes al congreso es tan neutra que deja una amplia capacidad de maniobra al Gobierno, al que Zapatero lanzó ayer dos mensajes: el primero, que podrá ejercer su función 'sin injerencias externas' y con plena 'autonomía'. El segundo, que tendrá al lado a un partido 'exigente' a la hora de canalizar 'la voz de la gente'.

Zapatero pidió al PSOE que mantenga la unidad interna porque será 'una de las mejores aportaciones que podrá hacer en la nueva etapa'. Para reforzarla negocia la formación de una comisión ejecutiva mucho más operativa que la de los últimos años, de la que quedarán fuera la mayoría de los secretarios regionales. Estos últimos se incorporarán al Consejo Territorial, un órgano de dirección concebido por Zapatero como foro idóneo para encauzar el debate en torno al nuevo modelo autonómico y la reforma de los estatutos.

A la espera del discurso de clausura del domingo, en el que el presidente introducirá algunas reflexiones de mayor calado sobre los retos que le aguardan al Gobierno, Zapatero subrayó ayer algunas de las políticas en las que quiere marcar desde ya mismo su impronta, en atención al programa con el que venció al PP en marzo.

Más dotación para becas

Una de ellas afecta al aumento de las partidas destinadas a investigación y desarrollo, que en los Presupuestos que prepara Economía para el año que viene se incrementarán el 25%. Otra guarda relación con las dotaciones para becas, que también se beneficiarán de un notable aumento en 2005.

En la sesión inaugural del congreso, el presidente del PSOE, Manuel Chaves, advirtió de la necesidad de aumentar el respaldo de 'la mayoría social' ya que 'los ciudadanos no dan cheques en blanco y ponen y quitan gobiernos cuando lo estiman oportuno'.

Manuel Chaves Presidente del PSOE

'Nuestro objetivo es incrementar la mayoría social del 14 de marzo. Los ciudadanos no dan cheques en blanco, ponen y quitan gobiernos cuando lo estiman oportuno'.

Convocatoria a empresarios y sindicatos por la productividad

El Gobierno está mimando máximo el pacto por la productividad y el empleo que se propone firmar con empresarios y sindicatos para garantizarse la paz social y encauzar de forma dialogada el grueso de la política económica que incorporó el PSOE en su programa electoral. José Luis Rodríguez Zapatero defendió ayer este acuerdo social ante los casi mil delegados que asisten al 36 Congreso y recordó que uno de los objetivos del Gobierno es combatir la precariedad laboral y conseguir más empleo estable.

En la ponencia marco que aprobará el congreso se aboga por un empleo 'de más calidad y más protegido' con políticas activas que también tendrán en cuenta a los colectivos que encuentran más dificultades para acceder al mercado, como son las mujeres, los jóvenes y los parados de larga duración.

Cumplimiento pactado del Protocolo de Kioto

El desarrollo sostenible forma parte de la columna vertebral del programa socialista, recordó ayer Zapatero, quien se mostró convencido de que los diferentes sectores industriales harán un esfuerzo, acordado con el Gobierno, para cumplir el Protocolo de Kioto.

Con este mismo mensaje se dirigió también a los delegados del PSOE en su discurso inaugural el secretario general de las Juventudes Socialistas, Herick Campos.

El presidente del Gobierno mencionó también en el congreso la derogación, ya aprobada, del trasvase del río Ebro y mantuvo que con los nuevos proyectos que prepara el Ministerio de Medio Ambiente las regiones más necesitadas tendrán agua en menos tiempo que el que preveía el Plan Hidrológico Nacional y con un coste menor.