Crédito

El ICO anuncia que UGT saldará su deuda con patrimonio histórico

El fin del culebrón de la deuda de UGT al Instituto de Crédito Oficial (ICO) parece inminente. El nuevo presidente del ICO, Aurelio Martínez, mostró su seguridad de que en noviembre se alcanzará un 'pacto político' que hará posible la permuta de la deuda del sindicato por el patrimonio histórico que Franco le expropió en 1941, tras la Guerra Civil.

El montante adeudado asciende a 138,2 millones de euros, más los intereses devengados desde 1993, y tiene su origen en el crédito que UGT pidió al ICO tras el escándalo de las viviendas de la PSV para hacer frente a las responsabilidades. 'La deuda está como estaba', afirmó Martínez en su primer acto como director del instituto de crédito; 'ha llegado el momento de que todos hagamos un esfuerzo para solucionar el problema'. Esa solución es compensar la deuda, que había puesto en peligro la supervivencia del sindicato, con los inmuebles que reclamaba al Estado, y cuya propiedad es de difícil acreditación.

'Ahora estamos calculando a cuánto asciende', dijo Martínez. UGT hace tiempo que hizo sus cuentas y le salen 275 millones de euros con arreglo al valor actual, obviando que la Ley de Cesión de Bienes del Patrimonio Sindical Acumulado estipula en su disposición adicional cuarta que debe tomarse como referencia el valor de 1986; desde entonces han mediado dos procesos de fuerte apreciación de los bienes inmobiliarios. Las divergencias, en todo caso, parecen mucho menores que con el anterior Gobierno del PP, que aceptó la acreditación de bienes por valor de sólo 10 millones de euros.

Ante las dificultades económicas que desde el principio mostró UGT para devolver el crédito, los sucesivos Gobiernos han buscado fórmulas alternativas para no ahogarle económicamente. El Gobierno de Aznar dejó muy avanzada la solución que ahora parece cercana, como reconoce Martínez: 'el equipo anterior casi llegó al pacto'.

La deuda tiene su origen en la crisis que desencadenó la suspensión de pagos en 1993 de la cooperativa de viviendas PSV. El Gobierno habilitó al ICO para que concediera un crédito destinado a construir las casas y que avaló la UGT, la promotora del proyecto. UGT fue declarada responsable civil subsidiaria.

Posible ampliación de la Línea Pyme

El éxito de la línea de financiación de pymes ha hecho que el ICO se esté planteando aumentar en 2005 la dotación actual de 3.000 millones de euros, que este año se agotó en los primeros cinco meses. La decisión deberá ser ratificada por el Ministerio de Economía de Hacienda. Martínez afirmó que a pesar de su éxito es 'claramente mejorable', por lo que la harán más eficaz, sin que eso signifique mayor complejidad.

Las otras líneas de actuación del instituto para el año próximo son incrementar su presencia en los mercados financieros y fomentar los sectores que a su juicio son prioritarios: medio ambiente, I+D+i, vivienda, internacionalización de la empresa española, creación de empleo y ayudas al conocimiento y educación.