_
_
_
_
Franquicias

Los restaurantes engordan a la logística

Las cadenas de restaurantes, bares y cafeterías están reenfocando su modelo de negocio centrándose en la elaboración de nuevos productos y en la captación de franquiciados, dejando en manos de especialistas toda aquella actividad relacionada con la logística, la distribución y el reparto de mercancías. Los grandes beneficiados de esta tendencia son los operadores integrales logísticos como McLane, Canela Foods o LogiRes (filial de Logísta), principalmente.

Enseñas como Burger King, Pizza Hut, Pans & Company, Rodilla, KFC, Bocatta, Tapas Bar, Foster's Hollywood, Cañas y Tapas, Lizarran, Sr. Patata, Lavazza, Caffè di Roma o la cadena de heladerías Häagen Dazs, han llegado ya a acuerdos, más o menos extensos, para subcontratar la gestión de su cadena de suministros.

Según Inmaculada Castillo, directora de restauración de McLane, la principal ventaja que esta práctica tiene para las cadenas de franquicia es la garantía de calidad para el producto ya que se asegura un mantenimiento de la temperatura, el suministro puntual de la mercancía e, incluso, la posibilidad de realizar la trazabilidad de los alimentos. 'Nosotros hacemos inversiones en logística, introducimos la radiofrecuencia en los almacenes y renovamos la flota cuando es necesario', comenta la responsable de restauración de McLane. Esta compañía realiza el 67% de su cifra de negocio en este área de negocio, lo que supuso el año pasado una facturación de 126 millones de euros sobre un total de 188 millones.

Pero, además de este tipo de servicios, los operadores logísticos integrales están ampliando su marco de actuación mediante trajes a medida para cada uno de los clientes. En este sentido, también se realiza ya la gestión administrativa de la enseña con pagos a proveedores o cobros a los franquiciados.

En el caso de Canela Foods, se intenta dar un paso más ya que llega, incluso, a encargarse de la búsqueda de proveedores y la negociación de las mejores condiciones para la cadena de franquicias.

Según Felipe de Bustamante, consejero delegado de Canela Foods, las cadenas necesitan centrarse en mantener una disciplina estándar en sus establecimientos y en gestionar el crecimiento de la empresa. Por tanto, recurren a la subcontratación para aquellas actividades no vínculadas directamente a su eje central del negocio, es decir, las relacionadas con la logística, la distribución e, incluso, las relaciones con los proveedores. A todo ello contribuye el incremento que está experimentando la alimentación fuera del hogar que en España crece a un ritmo del 6% anual.

Especialización. Cambio drástico en el modelo industrial

La concentración y especialización de las cadenas de restauración están impulsando una nueva revolución industrial con la búsqueda de nuevas fórmulas de platos preparados y de sistemas industriales adecuados a una demanda creciente de alimentación fuera del hogar.La ventaja para las enseñas que adoptan este tipo de modelo subcontratando la logística y distribución de productos viene dada, sobre todo, por una simplificación operativa. Al encargar esta gestión a un operador especializado sólo han de controlar un pedido, una factura y una entrega. También supone un importante ahorro de costes.La información es otro de los aspectos claves de esta subcontratación, ya que proporciona a las cadenas todo tipo de datos sobre el consumo, compras, horarios, etc. sobre cada uno de los establecimientos.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_