Adquisición

Repsol aumenta su presencia en Portugal con la compra de la red de gasolineras de Shell

Repsol YPF ha comprado a Royal Dutsch-Shell las 303 estaciones de servicio que la petrolera anglo-holandesa gestionaba en Portugal, con lo que pasa a controlar el 19% del mercado luso. Según fuentes de la española, el importe no se dará a conocer ya que está recogido en una cláusula de confidencialidad que contiene el acuerdo.

Con esta operación, la petrolera hispano-argentina cuadruplica su red en el país vecino y alcanza un número de 417 estaciones de servicio. Consigue una cuota de mercado del 19% y aumenta en 1,85 millones de metros cúbicos las ventas totales de productos energéticos en Portugal hasta un volumen total de 2,5 millones. Antes de la compra, la compañía que preside Alfonso Cortina contaba con una cuota de mercado del 5% y 114 gasolineras.

Repsol ha comunicado, además, la adquisición del 15% de la compañía logística portuguesa Compañía Logística de Combustibles (CLC), que incluye el acceso a su cartera de contratos de abastecimiento y logística.

Crecer en Europa

REPSOL 14,15 -0,74%

El interés de Repsol por las gasolineras lusas de Shell encaja con su anunciada estrategia de crecer en Europa a través de los mercados portugués e italiano. Esta política le permitiría diversificar su actual nivel de concentración de puntos de venta en España, donde su cuota de mercado supera el 40%.

En cuanto a Shell, la revisión de sus posiciones en el mercado ibérico se enmarcan en la crisis que el grupo atraviesa desde hace un año y que le ha obligado a revisar a la baja sus reservas de crudo. Esta situación, la posterior dimisión de varios altos cargos de la empresa -incluido su presidente- y la apertura de investigaciones en Gran Bretaña y Estados Unidos han llevado a la compañía a hacer balance de la situación global de sus activos para desprenderse de los que considera menos estratégicos.

Además de Repsol, otras compañías como la portuguesa Galp, la española Cepsa y la italiana ENI habrían mostrado su interés por alguna parte de la red de gasolineras de Shell en la Península. En concreto, Galp y ENI habrían hecho alguna oferta por los puntos de venta en España, mientras que Cepsa podría haber pujado por los de toda la Península, pero con especial interés por Portugal.