Consejo de Ministros

El Gobierno aprueba la subida del salario mínimo a 490 euros

Los beneficiados por la medida son alrededor de 600.000 personas, cifra en la que se incluyen los trabajadores que reciben el SMI y los receptores de prestaciones del sistema de protección por desempleo, según datos de Trabajo.

Además de la subida también se ha dado el visto bueno a que sólo las rentas laborales, como la protección por desempleo, sigan referenciadas al salario mínimo. Así, deja de ser la referencia para el acceso a prestaciones sociales como las becas, ayudas para compra de libros o subvenciones para el acceso a una vivienda pública. La nueva referencia será el Índice Público de Renta con Efectos Múltiples (IPREM), cuya cuantía queda establecida en 460,5 euros al mes por catorce pagas y se actualizará cada año en función de la previsión de IPC.

El Gobierno tiene previsto elevar progresivamente el SMI hasta los 600 euros en 2008 para que sus perceptores no vuelvan a perder poder adquisitivo. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el titular de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, afirmó que era "socialmente inadmisible" la pérdida de poder adquisitivo registrada por el SMI en los ocho años de Gobierno del PP. "Por la vía de los hechos se había rebajado el salario", denunció.

Desde la Unión General de Trabajadores (UGT), han resaltado que el incremento sea el "mayor" desde 1990. El sindicato de Cándido Méndez ilustró la alegre noticia diciendo que, de haber continuado los incrementos del 2% que establecía el PP, la cuantía comprometida por el PSOE para 2008 no se hubiese alcanzado hasta el año 2017.

Por su parte, el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, ha criticado hoy la "falta de diálogo" con la que el Gobierno ha acordado incrementar el SIM y advertido de los, en su opinión, "posibles efectos negativos" que esta medida podría tener en el mercado laboral. Zaplana afirmó que el Gobierno del PP "siempre fue proclive a estudiar fórmulas que permitieran" aumentar el salario mínimo, pero no abordó esta cuestión "por su tremenda complejidad".