Internet

Terra firma un pacto con Google que jubila a Lycos

La suerte de Lycos está echada. Terra ha definido ya su nuevo proyecto y en él no hay cabida para la filial en Estados Unidos. Ni siquiera como lo que fue en sus orígenes, un buscador. La compañía acaba de firmar un acuerdo con Google, que será uno de los ejes de la nueva etapa.

En la breve historia de Terra hay pocas juntas que se puedan recordar como tranquilas y la que se celebra hoy en Barcelona tampoco lo va a ser. El nuevo presidente, Kim Faura, se presenta ante los accionistas con el lastre de una opa lanzada por Telefónica a 5,25 euros que ha dejado descontentos a buena parte de los minoritarios y con el reto de presentar en sociedad un proyecto renovado y creíble para la compañía de Internet.

Los pilares de la nueva estrategia de Terra serán las ofertas integrales -acceso y servicios de valor añadido- lo más personalizadas posibles y acuerdos con los 'mejores' para dar el resto de los contenidos, según fuentes de la compañía. Como primer ejemplo, Faura anunciará hoy el fichaje de Google, que a partir de ahora será el buscador de Terra y su logotipo aparecerá en el portal.

La idea es descartar la competencia en plataformas y tecnologías, y Google sólo es el primer paso. Detrás vendrán acuerdos similares para correo electrónico o mensajería instantánea, que se firmarán, previsiblemente, con Yahoo o MSN.

En este esquema, Lycos está más alejado si cabe de la estrategia de Terra y sus horas dentro de la compañía están contadas. La filial estadounidense no da acceso y el cometido por el que fue conocida en sus orígenes, el de buscador, se ha contratado con otra. Fuentes de la filial de Telefónica aseguran que se están estudiando cuatro ofertas por Lycos y que se llegará a un acuerdo 'a muy corto plazo'.

Estas fuentes señalan que la distribución del cuaderno de venta ha despertado el interés de un buen número de empresas, pero que se han seleccionado las ofertas que daban por Lycos algo más que efectivo.

Empezaron por diez de este tipo y ahora se han quedado con cuatro. El objetivo es que la filial estadounidense se trueque por algo más que dinero, puesto que su valoración no supera los 100 millones de euros y Terra tiene tesorería suficiente para financiarse. En este contexto, las ofertas que aportan un intercambio, una alianza o la provisión de un servicio a cambio de todo o parte de Lycos tiene prioridad sobre las demás y sólo si ninguna sale adelante se planteará la venta en exclusiva.

A la espera de que se despeje el futuro de Lycos, Terra presentará hoy a la junta realidades más concretas. En su nuevo papel de no competir con Telefónica en la venta de ADSL sino en el acceso aderezado con contenidos, la compañía ha llegado a un acuerdo con los dos principales clubes del fútbol: el Real Madrid y el Barcelona. Terra ha comprado los derechos de imagen para Internet y móvil y los distribuirá como parte de su oferta. La descarga de canciones y de juegos son los últimos eslabones de la nueva reinvención de Terra.

Reestructuración

El nuevo objetivo principal de Terra es el negocio y por eso los despidos acometidos en España se han centrado en la parte corporativa de la empresa. Han sido 159 los afectados y no habrá más, ya que se ha descartado presentar un ERE en Terra España.

La empresa descarta lanzar una opa de exclusión

l Los accionistas de Terra que rehusaron acudir a la opa de Telefónica del pasado verano no se encontrarán hoy con el anuncio de una oferta de exclusión. Fuentes de Terra ha descartado que tengan intención de sacar a la compañía de Bolsa 'a corto plazo'.

l Tampoco se saldrá del Nasdaq. Las mismas fuentes han reconocido que la idea de excluir a Terra Lycos del mercado tecnológico estadounidense se les ha pasado por el cabeza, pero que la complejidad les ha llevado a descartarlo. El proceso es 'duro, tedioso y difícil', así que, a pesar de la burocracia y costes que se ahorrarían, la decisión no se tomará por ahora, aunque se venda Lycos.

l De hecho, Terra confía en que la cotización remonte el vuelo tanto en España como en Estados Unidos. Fuentes de la compañía reconocen que muchas veces los fundamentales no se reflejan en la Bolsa, pero esperan que el nuevo proyecto tenga en algún momento repercusión en el mercado.

Los pequeños accionistas, en pie de guerra

Accter.com, una de las asociaciones de pequeños accionistas de Terra, anunció ayer en Barcelona su intención de 'interponer una demanda civil por competencia desleal y usurpación de negocio' contra Telefónica, según aseguró su presidente, Julián de Fabián. Esta demanda es consecuencia de la principal reivindicación de este grupo, que sostiene que Telefónica 'se ha quedado con el negocio de conexión a Internet a través de ADSL que pertenece a Terra'. De Fabián denuncia que no se han mantenido las condiciones anunciadas en el momento en que se realizó la salida a Bolsa de la compañía en 1999. Según el folleto de la OPV, Terra iba a ser la filial de Internet de Telefónica en todo el mundo y la compañía iba a contar con el apoyo de Telefónica. A juicio de De Fabián, ninguna de estas dos condiciones se ha cumplido porque Telefónica ha usurpado el negocio de la conexión y lejos de apoyarla 'la perjudica'.

El presidente de Accter.com explicó que la demanda tardará más de cuatro años en resolverse y que con toda seguridad será recurrida por Telefónica, 'porque siempre recurren todo'. La asociación de minoritarios asistirá a la junta de hoy con la representación de entre 1,5 y 2 millones de acciones que pertenecen a un millar de pequeños accionistas y tiene la intención de impugnar la asamblea, por presunta ocultación de información.

Accter no será la única asociación de minoritarios que intervendrá en la junta para criticar a Terra y a Telefónica. También Adicae tiene previsto preguntar a los gestores por sus planes de futuros y sobre el porqué de la 'descapitalización' de la compañía, con el pago de un dividendo 'cuya única beneficiaria es Telefónica'.