Ronda de Doha

La Unctad intenta desbloquear las negociaciones del comercio mundial

Cerca de 6.000 participantes de 178 países discutirán desde hoy hasta el viernes en São Paulo la evolución del comercio y su impacto en el desarrollo. Las dificultades para desbloquear la Ronda de Doha serán el contexto del encuentro.

Las dificultades para sacar adelante la Ronda de Doha serán el contexto del encuentro, que también servirá para intentar desbloquear las negociaciones entre Mercosur y la UE.

La Conferencia para el Comercio y el Desarrollo de Naciones Unidas (Unctad) celebra su 40 aniversario en la ciudad brasileña con un escenario muy diferente al de cuatro años antes, cuando celebró en Bangkok su última reunión. 'Se da una coyuntura específica. Primero, se celebra en Brasil en un momento en el que el país está cobrando protagonismo en el comercio internacional y segundo, se acercan las fechas límites para algunos acuerdos importantes, como la ronda de Doha y el ALCA, que se encuentran bloqueados', explica Mario Marconini, secretario de comercio exterior en el Gobierno de Fernando Henrique Cardoso.

La Ronda de Doha debería empezar el 1 de enero de 2005, al igual que el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA), pero ambos están paralizados. 'Planeando sobre la reunión de la Unctad está sin duda la ronda de Doha, que será un tema principal a tratar', reconoce Arancha González, portavoz de Comercio de la UE.

Aprovechando el encuentro de la ONU Bruselas espera avanzar con EE UU, Australia India y Brasil (el G-5) en las negociaciones de la llamada ronda del desarrollo. Además, el comisario de Comercio, Pascal Lamy, se reunirá con los representantes de Mercosur para intentar avanzar en el acuerdo de libre comercio entre los dos bloques, que atraviesa dificultades. Otras reuniones paralelas serán las del G-20 (países en desarrollo que exigen un mayor acceso a los mercados) y la de Brasil e India, próximos a la conclusión de su pacto comercial.