Bolsa de Madrid

El Ibex gana un 0,28% con señales de apatía en un mercado sin volumen

La semana está siendo de lo más apática. Comentaban ayer los analistas que el momento actual que viven los mercados recuerda al mes estival por excelencia: agosto. Las referencias han sido escasas en estos días y el compás de espera en búsqueda de nuevas pistas que ayuden a mover ficha es lo que pulula en la mente de los inversores.

El Ibex recorrió al alza ayer casi lo que había perdido en la víspera. Subió un 0,28% (el miércoles descendió un 0,35%) gracias a los avances de Santander (0,91%) y Endesa (1,29%). Con ello, el índice vuelve a estar próximo a los 8.100 puntos (le restan 2,3 puntos) que perdió hace dos sesiones.

El volumen volvió a flojear. Se hicieron en el continuo 1.723 millones de euros. Descontando operaciones especiales y mercados de bloques, la cuantía se depura hasta los 1.102,9 millones.

La tendencia de la Bolsa española es idéntica a la que siguen el resto de las europeas. Los índices terminaron también en positivo, aunque los avances no sobrepasaron en ningún caso el 1%.

Los insignificantes ascensos y recortes que el Ibex ha tenido en los tres últimos días permiten encarar la recta final de la semana en positivo gracias a la subida del lunes (1,23%). El acumulado hasta ayer era de un alza del 1%. El precio del petróleo volvió a repuntar hasta casi los 36 dólares el barril brent. Sigue siendo un problema latente en los mercados.

Yen

La moneda se revalorizaba un 1% frente al dólar después que el director del Instituto de Estadística de China dijera que la economía tendrá probablemente un aterrizaje suave, frenando así el temor de que la demanda de exportaciones japonesas se desacelere.