Aerolíneas

Las autoridades brasileñas frenan las operaciones de Air Madrid

Air Madrid no ha entrado con buen pie en Brasil. El 5 de junio aterrizó su primer avión en Río de Janeiro, pero la falta de licencia para vender pasajes desde la ciudad carioca pone en peligro la supervivencia de este destino.

La recién estrenada línea Madrid-Río de Janeiro de la joven Air Madrid podría desaparecer si las autoridades brasileñas no facilitan las licencias necesarias para operar plenamente.

El Departamento de la Aviación Civil (DAC) de Brasil, encargado de regular el sector en el país, ha denegado la autorización a la empresa española para vender sus pasajes en Río de Janeiro. Con ello, permite que entren en el país los pasajeros procedentes de Madrid, pero impide la compra de billetes con origen en la ciudad brasileña.

Air Madrid ha vuelto a solicitar la licencia y espera una respuesta positiva. En caso de que no sea así, la aerolínea estudiaría la posibilidad de dejar el mercado.'Si nos niegan la autorización tendríamos que plantearnos este destino, porque no saldría rentable', afirma Carlos Sprei, responsable de Air Madrid en Brasil.

Legislación local

La empresa dice que esperaría un tiempo para ver cómo funciona, pero reconoce que sería un problema, porque los aviones regresarían a Madrid, como ya están haciendo, sin vender todas las plazas, ya que sólo dependerían de las ventas realizadas en Madrid. La legislación brasileña de vuelos es estricta en lo que se refiere a la entrada de operadores extranjeros al mercado.

Como en casi todos los países, las normas que rigen los vuelos internacionales están hechas para proteger la viabilidad de las aerolíneas domésticas. Si consigue la licencia, Air Madrid sería la primera aerolínea que realiza vuelos chárter de España a Río de Janeiro, que además de ser un destino turístico es un destino de negocios y un punto de enlace para otras ciudades brasileñas.

La situación es distinta para otros destinos puramente turísticos de Brasil, como Salvador de Bahía, donde ya aterriza Air Europa y otras aerolíneas europeas que realizan vuelos chárter. Sprei explica que los bajos precios han despertado el recelo de las compañías que controlan el mercado. Air Madrid vende vuelos de ida y vuelta a Río de Janeiro desde la capital española por 460 euros.

Los vuelos regulares que ofrecen Iberia o la brasileña Varig rondan los 800 euros.'Iberia y Varig tienen un monopolio y no les interesa que entren compañías de vuelos chárter', apunta. Pese a la denegación en el primer intento, la compañía se muestra optimista de conseguir la autorización, entre otras cosas, por el interés que tiene Brasil en recibir turistas.

El Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva se ha mostrado más abierto que sus antecesores en ampliar el turismo que llega al país, lo que se ha materializado en la creación, por primera vez, de un Ministerio de Turismo. Embratur, la agencia ministerial encargada del turismo, desea la entrada de nuevas aerolíneas.

Los vuelos baratos afectan al negocio doméstico

Juan Carlos Marín, director de la agencia Intercont, en Río de Janeiro, dice que 'interesa que vengan vuelos chárter, pero que el brasileño viaje tan barato no, porque causaría problemas al mercado doméstico'. El proyecto Air Madrid es realizar todos los sábados un vuelo Madrid-Río, que se ampliaría a los martes a partir del 22 de junio. La aerolínea ha elegido, además, como destinos Cartagena de Indias y Bogotá (Colombia), Lima (Perú), San José (Costa Rica) y República Dominicana.