_
_
_
_
æscaron;ltima

El mensaje al móvil se revela como herramienta eficaz contra morosos

Perseguir a quien no quiere pagar, por carta, llamadas telefónicas, contratando a cobradores vestidos de gala o por la vía judicial, a veces no es suficiente. Doblegar al esquivo moroso requiere dosis de paciencia, pero también de ingenio. La firma sueca especializada en gestión de impagados, Intrum Justitia, usa los mensajes cortos (SMS) a móviles. Y con bastante éxito.

'Las pruebas han arrojado resultados sorprendentes', dice José Ramón Llanes, director de Operaciones de Intrum. 15 de los más de 500 clientes que tiene en España, pertenecientes a los sectores de la automoción, telecomunicaciones, internet y banca, han facilitado los números de móvil de sus deudores para que Intrum les envíe un SMS: 'Señor 'x', por un asunto de su interés contacte con el teléfono 'y' el de Intrum. No es publicidad'.

El moroso llama y se encuentra, con la guardia baja, hablando de su deuda. Entre febrero y finales de abril Intrum manejó 22.938 expedientes, de los que una quinta parte fueron encauzados a través de SMS. El resultado fue que un 29,17% de los mensajes provocaron respuesta -en Reino Unido la misma empresa ha logrado un ratio del 24%-, la mayoría en menos de una hora. En el caso de las cartas, sólo el 20% son contestadas varios días después.

Intrum utiliza el envío de SMS en Reino Unido, Holanda o Portugal y no ha tenido problemas con las leyes de protección de datos

Pero la efectividad no es la única ventaja, sino que el móvil también aporta ahorro. El mensaje está evitando numerosas demandas y cuesta unos ocho céntimos, por los más de 30 céntimos de un envío postal.

Expertos en recaudación afirman que las nuevas tecnologías revolucionarán el negocio. La cadena de gestión de Intrum, por ejemplo, incluye una carta, una llamada a los diez días y el citado SMS. Pero queda descartado, de momento, el correo electrónico.

Tras las pruebas está decidida la implantación de la mensajería, pero 'no vamos a cobrar un plus ni se lo vamos a imponer a nadie. De hecho, es el cliente quien debe facilitarnos los números de teléfono', recuerda Llanes.

Ante el interrogante de si esta iniciativa puede entrar en conflicto con la Ley de Protección de Datos o con alguna otra norma, Llanes defiende que su compañía ya usa este sistema en Reino Unido, Holanda o Portugal y 'no ha habido problemas'.

Al respecto, un afamado bufete de abogados defiende que siempre y cuando el mensaje no sea ofensivo ni amenazante no hay problema para el remitente. 'Las empresas tienen los datos de sus consumidores con carácter previo a la deuda, existe una relación comercial y el mensaje es prudente', analiza uno de sus miembros. Y puntualiza que el encargo de tratamiento de datos -como el importe de la deuda, nombre y teléfono- a terceros es habitual: 'El prestador del servicio, en este caso Intrum, debe garantizar que no va a utilizar la información que le es confiada más allá de lo establecido en el contrato'.

Renault Crédito Internacional ha probado el SMS para reclamar letras atrasadas (el año pasado manejó en España deuda de 1,3 millones). El jefe del área de Impagados, Antonio Melgarejo, opina que es una herramienta que no agrede al cliente y mejora la eficacia. Los deudores han reaccionado bien ante el uso de sus móviles y ninguno se ha quejado.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_