_
_
_
_
Foro Cinco Días

'Corresponde a las empresas decidir sobre sus alianzas'

El Gobierno está dipuesto a dejar el paso libre a las grandes operaciones de concentración empresarial. 'Creo en la libertad económica y la voy a respetar; el tamaño deben decidirlo las propias empresas', avanzó ayer el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, en el Foro Económico Cinco Días.

El también ministro de Economía y Hacienda recalcó que el impulso a la libertad de empresa será uno de los objetivos de la política económica del Ejecutivo en la presente legislatura. 'Corresponde a las empresas decidir sobre su futuro, sobre sus propias estrategias comerciales y de alianzas, en función de sus límites y condicionantes', añadió, ante el foro repleto de empresarios. Solbes fue preguntado explícitamente por la viabilidad de un proyecto de fusión a gran escala en el sector energético. 'No daré mi opinión sobre proyectos particulares; si las empresas lo consideran positivo, la administración lo analizará con la ley en la mano para ver si constituye un obstáculo o no a la competencia', dijo.

Las palabras del vicepresidente fueron interpretadas en clave por parte de algunos de los asistentes como un posible voto favorable a próximos proyectos de fusión. Sin embargo, también tuvieron presente que el predecesor de Solbes (el ahora director gerente del FMI, Rodrigo Rato), también se pronunció a favor del no intervencionismo del Gobierno en pasados proyectos de concentración empresarial en el sector gasístico y de la electricidad, que finalmente no llegaron a buen puerto. En este sentido, Solbes recordó ayer que el Ejecutivo reforzará tanto el Tribunal de Defensa de la Competencia (por el que deben pasar los expedientes de concentración) como la 'independencia' de las respectivas comisiones reguladoras en sectores claves como las telecomunicaciones o la energía.

Solbes aprovechó el foro para lanzar dos mensajes más de relevancia al mundo empresarial. El primero de ellos pasa por el llamado 'desarrollo sostenible' y la apuesta por el medio ambiente a través de lo que en su opinión supone la 'necesaria adaptación' de las empresas a los compromisos del Protocolo de Kioto. 'Las empresas han de mentalizarse de que deben ir internalizando estos costes, aunque somos conscientes de que ello acarreará problemas de adaptación', comentó.

Deslocalización

El segundo mensaje de relevancia se refiere a los riesgos de deslocalización de inversiones hacia países con menores costes laborales, un problema que pone sobre la mesa en qué medida los salarios están de acuerdo o no con la productividad. 'Tendrán problemas aquellas empresas que no relacionen lo suficiente estos dos conceptos', aventuró. Aún así, destacó que circunstancias como la ampliación de la Unión Europea al Este de Europa deben tomarse por parte de los empresarios más como una oportunidad que como un riesgo.

'Las empresas deben jugar a la ampliación; no sólo a comprar y vender mercancías sino también a invertir en los nuevos socios comunitarios', añadió.

Tipos de interés. 'Trabajamos con una subida en EEUU'

Solbes sugirió ayer que el escenario de tipos de interés cambiará en breve. El vicepresidente incluyó dentro de los 'riesgos' para el crecimiento económico mundial una subida del precio del dinero en EEUU. 'Trabajamos con un escenario de alza de tipos en EEUU', reconoció. En cambio desde Europa, el asunto aún no está claro, por la debilidad de algunas economías como la alemana. Recalcó que los tipos deben verse desde una perspectiva europea, no desde la conveniencia de un sólo país. En relación al reglamento de la ley de instituciones de inversión colectiva, Solbes indicó que estará a punto antes del verano.

Tecnologías. 'El sector privado debe implicarse'

El impulso a las nuevas tecnologías, uno de los objetivos de la política económica del Gobierno para favorecer el aumento de la productividad, no sólo debe producirse a través del Estado sino también desde la iniciativa privada, a juicio de Solbes. 'En los últimos años las aportaciones públicas a la innovación han sido significativas pero ha faltado más cooperación con el mundo empresarial y más empeño de éste último; el sector privado debe implicarse más', comentó.Para el vicepresidente económico, se trata más de un 'problema de aplicación' de la política tecnológica que de diseño de nuevos instrumentos. Solbes recalcó que se ha integrado la política científica en el Ministerio de Educación (antes en otro departamento ministerial) para que ciencia y educación vayan ligados. 'En la parte del sector privado, la idea pasa por aprovechar los parques tecnológicos empresariales y ligarlos a la formación de nuevos profesionales', dijo.

Pensiones. 'Mantener el Estado del bienestar'

Ante las críticas vertidas en los últimos días al mantenimiento del llamado 'Estado del bienestar' por dirigentes empresariales como el consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, el vicepresidente económico abogó ayer por hacer un esfuerzo por mantener los gastos sociales y la redistribución de la renta. 'Se puede discutir sobre la eficiencia económica de este tipo de gastos, cuyo coste no dudo que existe, pero yo abogo por mantener el Estado del Bienestar. Es una opción, desde luego ideológica que, por otra parte, es la dominante en Europa por contraposición a EE UU', comentó Solbes.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_