Bolsa

La Bolsa rompe la barrera de los 8.000 puntos

La jornada de ayer cierra una semana de nervios, altibajos y mucha incertidumbre, marcada por la reunión del jueves de la OPEP en la que se decidió un aumento de la producción de crudo de dos millones de barriles diarios en julio y medio millón más en agosto si el precio no cede.

El Ibex 35 reconquistó ayer la cota psicológica de los 8.000 puntos, en una sesión de mucho optimismo en la que se anotó una ganancia del 1,38%, hasta los 8.010,7. Dos acontecimientos contribuyeron al buen sentimiento general: de un lado, el crecimiento del empleo en Estados Unidos, y del otro las favorables previsiones de ventas de Intel, que impulsaron al alza al sector tecnológico en todo el mundo.

La jornada de ayer cierra una semana de nervios, altibajos y mucha incertidumbre, marcada por la reunión del jueves de la OPEP en la que se decidió un aumento de la producción de crudo de dos millones de barriles diarios en julio y medio millón más en agosto si el precio no cede.

A pesar de la volatilidad reinante, el Ibex 35 cerró la semana con una ganancia acumulada del 0,74% que, aunque leve, no deja de ser ganancia. La superación de los 8.000 puntos, que había dejado de ser una cota psicológica para convertirse en una resistencia técnica, es un síntoma de optimismo, ya que hacía casi un mes que el índice cotizaba por debajo de ese nivel. La caída ayer del petróleo también contribuyó a las compras bursátiles.

Con esta semana son ya tres seguidas las que enlaza la Bolsa española se subidas.

La subida del viernes, sin embargo, tuvo lugar en un contexto de poco volumen: se negociaron en el mercado 1.630 millones de euros. En general, a lo largo de la semana, los inversores se han mantenido fuera de la Bolsa, a la espera de acontecimientos. La negociación fue especialmente reducida el lunes, porque Wall Street y Londres permanecieron cerrados con motivo del Memorial Day.

Ferrovial y Mapfre logran los mayores avances

El escaso volumen a lo largo de toda la semana ha limitado los movimientos de los grandes gigantes bursátiles de la Bolsa española. Pero algunos de tamaño menor han aprovechado las sesiones alcistas para anotarse subidas interesantes que más han tenido que ver con noticias propias de la compañía que con la tendencia general del mercado.

La mayor subida ha correspondido a Ferrovial, cuyas acciones se han revalorizado un 6,27% en la semana por el anuncio de que sacará a Bolsa a su filial Cintra. Dicho anuncio se produjo ayer y las acciones subieron un 3,13% durante la sesión. Sin embargo durante las dos jornadas anteriores ya se habían anotado un alza del 3% sin razón aparente.

El otro protagonista de la semana ha sido Mapfre, con una revalorización del 3,64% desde el viernes pasado. La compañía aseguradora ha recibido el favor de los inversores tras un informe favorable de Standard and Poor's, y ante la posibilidad de una compra en Portugal. Sin duda ha sido un respiro para el valor, que acumula en Bolsa un descenso superior al 10% desde enero.