Opv

Ferrovial y Macquarie sacarán su filial Cintra a cotizar este año

Tras meses de discrepancias con la australiana Macquarie sobre la estrategia a seguir, Ferrovial anució ayer la salida a Bolsa de Cintra, la filial conjunta de concesiones de autopistas.

La operación se articulará a través de la salida de Macquarie Infraestructure Group (MIG) del capital de la concesionaria, en la que controla un 40%, según informó ayer el grupo de la familia del Pino. La constructora pretende iniciar 'con carácter inmediato' el procedimiento para solicitar la negociación en Bolsa de las acciones de Cintra, con el objetivo de que el comienzo de la cotización se produzca este año. El grupo español descarta incluir también en la venta parte de su paquete actual, cifrado en el 60%.

A falta de concretar la operación, el paquete que sale a bolsa es del 28%, por el cual Macquarie espera obtener unos 1.000 millones de euros, según un comunicado remitido por la firma australiana. Eso supone valorar el 100% del holding de autopistas en unos 3.600 millones. Los analistas, sin embargo, recelan de esa valoración asignada a Cintra en la operación.

El 12% restante de Cintra en manos australianas servirá para pagar a la propia Cintra la compra por MIG del 13,87% de la autopista 407 ETR de Toronto (Canadá). Por tanto ese 12% dado en pago por las acciones de la autopista pasará a engrosar la autocartera del holding de autopistas.

La operación implica valorar el 100% del capital de Cintra en unos 3.600 millones

FERROVIAL 25,47 -1,70%

Inversión en Canadá

Tras esta transacción, Cintra contará con el 53,23% de la autopista canadiense, en tanto que MIG alcanzará el 30%. El 16,77% restante permanecerá en manos de la ingeniería local SNC Lavalín. La decisión de sacar a Bolsa Cintra es fruto del acuerdo que ambas compañías suscribieron en enero de 2002 por el que el grupo australiano tomó un 40% de Cintra por 816 millones.

Las dos empresas fijaron entonces en junio de 2004 el plazo para analizar su estrategia de cooperación en el desarrollo de sus respectivos negocios, para la que contemplaban el mantenimiento de la misma situación, una alianza estratégica, plantear la cotización de Cintra en los mercados o cualquier otra forma de colaboración.

El acuerdo preveía que MIG vendiera en bolsa al menos el 15% del holding con vistas a asegurar una rentabilidad del 15% anual a su inversión en la empresa. De hecho, ayer MIG aseguraba en una nota que, teniendo en cuenta la inversión que ha realizado hasta ahora en Cintra, el precio de la OPV, más la participación adicional en la autopista de Toronto que ahora canjeará, obtendrá una tasa interna de rentabilidad superior al 20% anual.

El grupo que preside Rafael del Pino aseguró por su parte en un comunicado que durante estos dos años la relación mantenida con MIG ha resultado 'positiva' y que las dos empresas 'seguirán abiertas a estudiar y acudir juntas a futuros proyectos de infraestructuras y transporte'.

De hecho, en la actualidad Cintra y Macquaire integran el consorcio que acaba de precalificarse para el proyecto de concesión de una autopista de peaje en Chicago (Estados Unidos). En la actualidad, ya gestionan juntas el Aeropuerto de Bristol y participan en la concesión del de Sídney.

Cintra es la sociedad en la que Ferrovial centraliza la actividad de licitación y gestión de autopistas de peaje, tanto en España como en el exterior.

En la actualidad gestiona un total de 16 autopistas de peaje que suman 1.600 kilómetros de longitud, repartidas por España, Portugal, Irlanda, Chile y Canadá. En este último país, Cintra explota por un período de 99 años la citada Autopista 407 ETR de Toronto que, con una inversión global de 2.400 millones de euros, es la mayor privatización de la historia de Canadá y la mayor inversión en autopistas en el exterior liderada por un grupo español.

La constructora se prepara para hacer caja

El grupo Ferrovial puede aprovechar la colocación de las acciones de MIG en Cintra para vender parte o toda la voluminosa autocartera que va a generar Cintra, previamente a la OPV, al ceder a los australianos una parte de la autopista de Toronto. Cintra cobrará en acciones propias y pasará a controlar el 12% de su propio capital, superando con creces el límite legal fijado para las empresas cotizadas, que es del 5%. La venta de toda esa autocartera podría reportarle unos ingresos brutos de 432 millones al precio estimado de la OPV y posiblemente también plusvalías. Ferrovial podría recuperar después el 60% de esos atípicos y mejorar su posición financiera.

El grupo registra cierto apalancamiento tras la compra de la británica Amey y de la empresa española de servicios Cespa. En todo caso, en la empresa constructora recuerda que no hay decisión tomada sobre cómo se va a realizar la colocación y si va a aportar acciones adicionales de Cintra o no. En principio, Ferrovial descarta vender sus acciones en el holding.