Tribunales

El Supremo ratifica la condena a seis años de cárcel para Manuel De la Concha

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena a seis años de cárcel impuesta en julio de 2002 por la Audiencia Provincial de Madrid al ex síndico de la Bolsa Manuel de la Concha por un delito continuado de falsedad en documento público, en relación con una cuenta del fallecido ex gobernador del Banco de España Mariano Rubio.

La Sala de lo Penal del alto tribunal ha desestimado así los recursos presentados por De la Concha y la acusación particular que ejerció el empresario José María Ruiz Mateos en relación a la sentencia que impuso al síndico, además de la citada pena de prisión, una multa de 6.000 euros y le absolvió de un delito de falsedad de documentos cometido por particular.

El Supremo recuerda que, según los hechos declarados probados por la Audiencia madrileña, De la Concha, en su calidad de agente de cambio y Bolsa, gestionaba entre 1986 y 1988 una cuenta de valores identificada como 431/07MM-RU, en las que se hacían constar los movimientos de las

operaciones de compra y venta de títulos que efectuaba su amigo y entonces gobernador del Banco de España, Mariano Rubio.

Ocultación de titular

El alto tribunal relata que en 108 operaciones llevadas a cabo en este despacho se ocultó el nombre de Mariano Rubio en el libro de operaciones al contado en las correspondientes compras de títulos y posteriores ventas y, en su lugar, aparecía Nalvi S.A., sociedad familiar constituida por el padre de De la Concha que había sido liquidada y cancelada en 1980.

El alto tribunal indica que "parece lógico entender, en el ámbito de esas relaciones de amistad de muchos años entre tales dos personas que tenían cargos tan importantes, que Don Manuel quisiera favorecer a Don Mariano, ambos con la convicción de que esto no habría de descubrirse".

Para el Supremo, los hechos probados demuestran que se trata de "una modalidad dolosa" del delito de falsedad documental cometida por funcionario público ya que De la Concha -condenado en 1999 a un año de prisión por el "caso Ibercorp"- actuó "con manifiesta intención de favorecer a su amigo".