Petróleo

El BCE alerta de tensiones inflacionistas por el petróleo

El BCE avisa que el fuerte encarecimiento del crudo y de las materias primas no petrolíferas está comenzando a traducirse en unos precios industriales y de consumo más elevados. Los riesgos de tensiones inflacionistas pueden acabar afectando a la tímida recuperación en la zona.

La escalada de los precios del petróleo puede complicar aún más de lo esperado la lenta recuperación en la zona euro. A las voces de alarma dadas por el FMI se unió ayer el Banco Central Europeo (BCE). En su informe de mayo, hecho público ayer, la autoridad monetaria con sede en Francfort avisa de las repercusiones de un crudo caro sobre la inflación en la zona euro.

De momento, la situación no es alarmante, ya que el IPC en el área se encuentra en torno al 2%, que es el objetivo del organismo para el conjunto de la zona. Sin embargo, el banco central reconoce que todo puede cambiar en breve, dada 'la alta volatilidad' que se espera en las próximas semanas en el precio del petróleo. Ello favorecerá que la inflación se coloque por encima del 2% de media en la zona, 'representando un riesgo al alza para la estabilidad de precios'.

Ayer, la cotización del crudo brent de entrega a tres meses, de referencia en Europa, se mantuvo fuerte, superando los 38 dólares el barril. El BCE insiste en que mantendrá la guardia alta, observando las repercusiones del precio de las materias primas (no sólo el petróleo) sobre el nivel general de precios de la zona y el crecimiento económico. Por lo demás, la autoridad monetaria insistió en demandar que se aceleren las reformas estructurales pendientes y alertó sobre los desquilibrios de algunos países en materia presupuestaria, desequilibrios que encabeza la propia Alemania. 'Tales reformas son indispensables para un incremento sustancial del crecimiento potencial de la zona euro. En particular, resulta necesario que el crecimiento del empleo y de la productividad laboral aumente significativamente', se argumenta en el informe.

Tipos, estables

Con respecto a una posible modificación de los tipos de interés (ahora en el 2%), otra de las demandas de analistas y de la OCDE, el BCE prefiere mantenerse prudente, sugiriendo que el nivel de tipos es el adecuado, por el momento, y apostando por que la reactivación económica se mantenga en los próximos meses.

El BCE dedica un espacio, por primera vez, a la economía de la UE tras la adhesión de los nuevos miembros. El banco central espera que la ampliación sirva para contener tanto precios como salarios en el conjunto de la zona. Lo que no espera es una fuga de trabajadores masiva a los países más desarrollados dentro del área. Los últimos estudios cifran este movimiento laboral entre el 1% y el 4% de la población activa.

Nueva alza en los precios de producción en EE UU

En Estados Unidos comienzan a hacerse patentes los efectos de un petróleo por las nubes. Los precios de producción crecieron un 0,7% en abril, debido principalmente a las subidas de la energía y del coste de los alimentos, según informó ayer el Departamento de Trabajo.

Esta subida de los precios en la industria, la mayor desde marzo de 2003, se produce tras un incremento del 0,5% en mes anterior y ha sorprendido a los analistas, que esperaban un aumento de tan sólo el 0,3%.

En tasa interanual, los precios de producción han aumentado un considerable 3,7%.

Mientras que la gasolina y el gas natural registraron incrementos, del 3,4% y el 2,5%, respectivamente, el fuel para calefacción disminuyó un 1,3%.

Los alimentos, por su parte, experimentaron un ascenso del 1,4%. Llueve sobre mojado, tras el crecimiento del 1,5% en marzo. Mientras tanto, el petróleo sigue la misma tendencia. El barril tipo Texas, de referencia en el país, se colocó ayer una vez más en 41 dólares, rozando el máximo histórico (41,15 dólares).