Nace la UE de los 25

Loyola pide a Zapatero que no renuncie a Niza 'sin algo a cambio'

La renuncia al 'ventajoso' sistema de votación conseguido en Niza tendrá contrapartidas 'que hasta ahora nadie ha contado pero que existen, estoy segura'. Lo contrario, según la vicepresidenta de la Comisión Europea, Loyola de Palacio, convertiría al presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, en un 'personaje sorprendente' que haría 'pellizcarse' a todo el Consejo Europeo, ya que sería la primera vez en que se renuncia a una 'postura cómoda a cambio de nada'.

Ayer, el canciller alemán, Gerhard Schröder, resaltó que Zapatero aceptará el principio de doble mayoría, imprescindible para desbloquear la negociación de la Constitución europea, y que supone dejar atrás Niza. El reparto de votos, junto con la definición de la política exterior, son los puntos de más difícil consenso, según De Palacio.

La vicepresidenta animó ayer a los empresarios españoles a potenciar su experiencia para mitigar la deslocalización de inversiones que puede producirse en España con los bajos salarios de los nuevos países de la UE. Sobre el reparto de ayudas, calificó de 'equilibrada' la propuesta de la Comisión: 'Apoyar a los que van a entrar pero sin perjudicar a los actuales'.

El BCE dio ayer la bienvenida a los bancos centrales de los países entrantes. Sus gobernadores ingresarán en el Sistema Europeo desde hoy. Sin embargo, estos países no adoptarán el euro hasta cumplir los requisitos de Maastricht. A tal efecto, el BCE elaborará informes de convergencia cada dos años.