Tribunales

Deutsche Bank abría cuentas a Gescartera por orden de su director

Los apoderados de la oficina del Deutsche Bank con la que habitualmente operaba Gescartera aseguraron hoy antela juez de la Audiencia Nacional, Teresa Palacios, que las cuentas bancarias de la agencia se abrieron por imposición del director general de la entidad bancaria en aquella etapa, Agustín Fernández Muñoz.

Pablo de la Mata Fernández y José Ramón Díez Alvarez han acudido hoy a declarar a la Audiencia Nacional en calidad de testigos a propuesta de la representación procesal del Sindicato Unificado de Policía (SUP), que perdió nueve millones de euros en Gescartera.

Según fuentes jurídicas presentes en la declaración, tanto de la Mata Fernández como Díez Alvarez declararon que las cuentas y fondos de clientes se abrían por petición de Agustín Fernández Muñoz, amigo personal del propietario de Gescartera, Antonio Camacho, sin la presencia física ni la firma de los titulares de las mismas.

Asimismo, de la Mata apuntó que las cuentas se cancelaron a petición de Gescartera tras pedir la Agencia de Valores que el Deutsche rebajara el porcentaje de comisiones, algo que según la acusación fue una excusa para clausurarlas. Por su parte, Díez Alvarez concretó que la mitad de las cuentas se formalizaron sin contrato con el cliente, e hizo hincapié en que no tuvo ninguna relación con Gescartera.

Tras la declaración ayer de tres ex empleados de Bankinter, en calidad de imputados, y hoy los dos apoderados de una oficina de Deutsche Bank sita en el madrileño Paseo de la Castellana, declararán ante la juez Palacios en calidad de testigos los ex altos cargos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) José Manuel Barberán López, Antonio Alonso Ureba, y Juan Carlos Ballasote Ureba, aunque aún no se ha fijado fecha.