Brasil

El FMI permite a Brasil sacar del déficit el gasto en infraestructuras

Brasil se apuntó ayer una victoria ante el Fondo Monetario Internacional (FMI). El organismo multilateral ha aceptado poner a prueba la propuesta del país latinoamericano de no contabilizar la inversión en infraestructuras como gasto en el cálculo del superávit fiscal primario.

De esa forma, el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva contaría con más recursos para invertir en obras públicas e impulsar la economía, que el año pasado se contrajo un 0,2%. Hasta ahora, la política económica del Ejecutivo se ha caracterizado por la ortodoxia fiscal, en aras de cumplir los objetivos del FMI y conseguir un superávit fiscal del 4,25%, lo que ha mantenido bajo freno el crecimiento.

La iniciativa tendrá sólo carácter experimental y servirá como prueba-piloto para aplicar luego a otros países. Argentina ya apoyó hace dos meses el cambio de modelo propuesto por Brasil.

En principio, la nueva contabilidad se hará paralelamente a la actual, en la que la inversión en infraestructuras sí se incluye en el capítulo de gastos, para comparar el resultado y comprobar si impulsaría el crecimiento como el Gobierno brasileño asegura.

El Banco Mundial calcula que la nueva metodología añadiría hasta tres puntos porcentuales al PIB. La prueba comenzará la primera semana del mes de mayo, fecha en la que una delegación del Fondo Monetario llegará a Brasil para hacer la segunda revisión del actual programa económico.

Frente a la euforia del Ejecutivo, muchos analistas ya han mostrado su preocupación. 'Se estaría maquillando el cálculo, porque se sacan los gastos de las empresas estatales, pero no los ingresos. No es bueno para la percepción de los inversores extranjeros', opina Marcelo de Ávila, economista jefe de la consultora Global Station, en Río de Janeiro.

El ministro de Economía, Antonio Palocci, ha reiterado que la disciplina fiscal continuará para reducir la elevada deuda de Brasil, que llega al 57,4% del producto interior bruto, y ha descartado la petición de nuevos créditos.