Fondos

JP Morgan prefiere la gestión activa

Poco se puede esperar de las Bolsas en el actual ciclo de recuperación económica. O al menos, no tanto como en los mejores momentos de finales de los años noventa. El consenso de los analistas, gestores y estrategas coincide en que los mercados de valores difícilmente superarán revalorizaciones por encima del 10% este año.

JP Morgan Fleming coincide con este diagnóstico y encuentra la cura en la búsqueda de valor añadido. 'Recomendamos sobreponderar la renta variable y buscar la gestión activa, es decir, el valor añadido que pueda aportar el gestor a la cartera', explica Gustavo Trillo, director de inversiones de JP Morgan Fleming en España.

'En un contexto de rentabilidades bajas, la gestión activa marca la diferencia', añade. Por gestión activa se entiende aquella en la que el gestor busca, analiza e invierte en las compañías que a su juicio tienen mayor potencial. La gestión pasiva pura, por el contrario, es aquella que replica en la cartera la composición de un índice y se comporta de la misma manera. Si el gestor activo lo hace bien, obtendrá una rentabilidad por encima de la del índice, aportando un valor añadido que se conoce como alfa.

Gustavo Trillo es optimista de cara a la recuperación económica a la vista de los últimos datos conocidos en Estados Unidos sobre creación empleo. 'Tenemos crecimiento económico y beneficios empresariales de calidad, es decir, con crecimiento de las ventas', señala.

Pero JP Morgan Fleming no puede obviar algunos factores que, a su juicio, no se pueden pasar por alto, como son las previsibles subidas de tipos en Estados Unidos; la tensión geopolítica derivada de nuevos atentados terroristas, la guerra de Irak y el conflicto palestino, y los desequilibrios económicos del crecimiento de Asia, derivados principalmente por el exceso de créditos en China.

Un escenario como el actual, según Trillo, no es nada bueno para la renta fija. 'Recomendamos duraciones cortas y activos no gubernamentales', afirma Trillo. 'Lo cual no quiere decir que la renta fija empresarial vaya a ofrecer las rentabilidades de los últimos 12 meses', matiza.

La apuesta, en todo caso, es por la renta variable frente a la renta fija, y dentro de aquella por el valor añadido que pueda ofrecer el gestor. 'Sectorialmente es momento para aumentar el peso de los valores más cíclicos, frente a los defensivos'. JP Morgan Fleming cree que las valoraciones de las Bolsas no son muy elevadas, pero sin duda no son del todo atractivas.

En cuanto a la divisa, Trillo opina que a largo plazo el dólar mantendrá su debilidad frente a otras divisas, porque no han tenido lugar cambios que justifiquen lo contrario. 'Los déficit fiscal y comercial en Estados Unidos permanecen y para combatirlos es necesario un dólar débil', afirma.