Hacia una reforma de la contabilidad estatal

Los expertos reunidos ayer en Toledo para estudiar las reformas necesarias en el sector de la auditoría pública coincidieron en señalar la necesidad de avanzar también en una profunda modernización de la contabilidad pública.

Tradicionalmente se ha tratado de una contabilidad de legalidad, pero ésta debe modificarse y evolucionar hacia otra que verdaderamente informe y sea fiel reflejo del estado de las finanzas públicas, según defienden desde la Asociación Española de Censores y Auditores de Cuentas (AECA), ya que sin información no se puede avanzar en el control de la auditoría.

Asimismo, otra de las dificultades a las que se tienen que enfrentar los auditores que operan en el sector público es que éste aún no se rige por las técnicas de muestreo y con demasiada frecuencia pretende llevarse a cabo el control de toda la información, cuando hay que detenerse únicamente en lo que es relevante. En este sentido, los profesionales piden que la auditoría regule la importancia relativa.

Y por último, los expertos exigieron también a las autoridades competentes que se regule cómo debe llevarse a cabo la evaluación del control interno de las auditorías en el sector público.

Según sostiene Ángel Luis Martínez Fuentes, gerente de ATD, la importancia que el cumplimiento de las normas tiene en el ámbito público implica la necesidad de establecer controles específicos y de realizar auditorías de cumplimiento.

Desde esta empresa sostienen que el interventor, como fiscalizador de la actividad económico-financiera no es sólo un control indispensable, sino también un posible colaborador del auditor externo, papel que es conveniente fomentar.