Sindicatos

Fidalgo no exigirá al Gobierno que cumpla el programa electoral, pero sí que dialogue

El secretario general de CC OO, José María Fidalgo, dijo ayer al ministro de Trabajo, Jesús Caldera, que el sindicato no va a ser 'hiperexigente' con el cumplimiento del programa electoral socialista, pero sí exigirá al nuevo Gobierno que no imponga ninguna reforma.

Fidalgo lanzó este mensaje en la lectura del informe de su gestión al frente de CC OO en el primer día del octavo congreso confederal del sindicato. El auditorio era nutrido: mil delegados de CC OO y otro millar de invitados del mundo de la política, el sindicalismo y la empresa.

Tras reconocer que el Gobierno del PSOE 'ha generado muchas expectativas' y que llega 'con una situación económica razonablemente positiva', Fidalgo se dirigió al ministro de Trabajo, Jesús Caldera, para exigirle que no imponga reformas laborales. 'No pediremos que se pacte todo con nosotros. Pero sí queremos que algunas experiencias sean tomadas seriamente en consideración antes de hacer reformas legislativas o a cambios ', dijo Fidalgo.

En el informe general respondió tácitamente a una de las principales críticas que se le han hecho a Fidalgo desde dentro y fuera de CC OO. Así en clara referencia la necesidad de abordar una negociación para ampliar el periodo de cálculo de las pensiones, el líder sindical dijo que 'en los asuntos importantes hay que proyectar expectativas justas, porque el catastrofismo la demagogia son profundamente negativos'.

Dicho esto, recalcó que 'con transparencia, racionalidad y difusión de datos', Comisiones Obreras 'cree que el sistema es algo a cuidar y proteger y por ello a reformar paulatinamente' para preservar su esencia. Además, defendió las reformas de la Seguridad Social pactadas por CC OO, en la última ocasión sin UGT.

También reiteró Fidalgo que su sindicato no cambiará su estrategia -cuyo objetivo principal es cambiar el modelo productivo español mejorando su competitividad- por el cambio político y resaltó la 'fuerte autonomía de CC OO en los últimos cuatro años', lo que es compatible, dijo, con 'la vocación unitaria de UGT'.

Precisamente, Rodolfo Benito, uno de los opositores a Fidalgo, reprochó ayer al líder de CC OO que se preocupe más de la unión con UGT que de la cohesión interna de Comisiones. Hoy se conocerán cuantas candidaturas se presentan a la secretaría general. Hasta el momento ha habido dos anuncios: el de Fidalgo y el de Agustín Moreno.