5 sentidos

La guerra de los vuelos privados

El mercado español de los vuelos privados de negocios o aerotaxis supone únicamente entre el 2% o el 2,5% del total de esta actividad en Europa. Un porcentaje muy inferior al peso relativo de la economía española. A pesar del escaso desarrollo en este aspecto tan emblemático de la actividad empresarial, España puede presumir de tener la tercera compañía aérea del Viejo Continente en vuelos de negocio. Gestair, con una flota de 26 jets privados, ocupa este puesto en el ranking tras Taj Aviation y Jet Aviation.

Pero al número uno español del sector le ha salido competencia. En los últimos meses se ha producido el desarrollo de la compañía Sky Service, vinculada, entre otros, al grupo español Iberostar. Existe además un tercero en discordia: Executive Airlines, vinculada al grupo Cirsa. El resto de las aerolíneas de aviación son más pequeñas y, en su mayoría, sólo gestionan el avión de su propietario. Entre otras se pueden citar Mac Aviation, Gonvarri, Gestamp, Helisureste o PRT.

El incremento de la oferta en el sector español de los vuelos de negocios, dista mucho, no obstante, de alcanzar los niveles de otros mercados. En Estados Unidos existen alrededor de 15.000 aviones privados. En Europa la cifra es inferior y pueden contabilizarse unos 1.900 aparatos. Según cifras de Gestair, en España vuelan 62 jets para uso privado. Fuentes de Sky Service señalan que la flota crece a un ritmo de dos incorporaciones por año, mientras que el tiempo de vuelo se incrementa un 5% cada ejercicio, sobre un total anual de unas 10.000 horas durante el pasado ejercicio.

En España existen 62 aviones privados. Cada año se incorporan dos aparatos nuevos y el tráfico crece el 5%

Las dos principales aerolíneas del sector, Gestair y Sky Service basan su negocio en el arrendamiento de los aviones propiedad de las principales compañías españolas, entre las que se pueden citar el Santander, el grupo March, Telefónica, Ferrovial, Multipromotur, Fadesa, Zara, Iberostar o Cirsa.

Los propietarios de los aparatos logran con su uso una libertad y rapidez para sus desplazamientos de negocios que no pueden conseguir con ningún otro modo de transporte. Fuentes de Gestair y Sky Service aseguran que cuando en un viaje de negocios de una compañía se desplazan más de dos o tres ejecutivos, como suele ser habitual, el precio que ofrecen las operadoras de aerotaxis no puede ser igualado por la compañías de vuelos regulares.

Por otra parte, los dueños de los aviones logran un tratamiento fiscal favorable para este renglón de gastos. Y para minorar la inversión arriendan sus aparatos a estas líneas aéreas especializadas. Las empresas de aerotaxi comercializan los aviones a precios que oscilan entre 1.800 y 8.500 euros la hora, según el tipo de aparatos, cuya capacidad oscila entre cinco y 14 plazas. El propietario tiene siempre prioridad en el uso.

Aunque no existen estadísticas fiables, esta actividad pudo mover el pasado año unos 65 millones de euros, mientras realizaba unos 6.000 vuelos con unos 20.000 pasajeros, según estimaciones del sector.

El grupo Gestair tiene una flota de 26 aviones. El año pasado facturó más de 40 millones y transportó 14.000 pasajeros en 4.687 vuelos. Su plantilla asciende a 150 trabajadores. Además de la flota de aviones de negocio tiene una compañía aérea de mercancías que realiza servicios para Iberia con dos cargueros y otra que explota aviones apaga incendios. Jesús Macarrón, que fundó la empresa hace 26 años, recuerda que Gestair ofrece a los propietarios de los jet, un servicio propio de mantenimiento y de handling de alta calidad y una explotación fiable.

Sky Service ha crecido de forma exponencial en el último año y medio, coincidiendo con la incorporación a la empresa de José María Espinosa. En este tiempo ha pasado de tener una flota de un solo avión a gestionar seis aparatos de diversos tamaños y prestaciones. Además se ha convertido en el representante en España de Bombardier, uno de los principales fabricantes de jet de negocios. Por su parte, Ejecutive Airlines tiene tres aviones propiedad del grupo Cirsa y es la única de las grandes que opera desde Barcelona.

Interés en continuar en Torrejón

La aviación de negocios fue víctima del colapso que sufrió el aeropuerto de Madrid hace ocho años. Como consecuencia de aquella situación, AENA y el Ministerio de Defensa decidieron trasladar la operación de vuelos de negocios al aeropuerto militar de Torrejón de Ardoz. Ante la apertura de las nuevas terminales de Barajas en 2005, las dos principales compañías de aerotaxi que tienen base en Madrid, Gestair y Sky Service, apuestan por mantenerse en su actual centro de operaciones.

Espinosa afirma que el uso de slots de ocasión (ventanas temporales de despegue o aterrizaje) no garantiza las exigencias de puntualidad y rapidez de los vuelos de negocio. Jesús Macarrón pide que se amplíe el horario de vuelos a las 24 horas del día y que se adecúe la plataforma de estacionamiento para permanecer en Torrejón.