Canje de acciones

Auna anuncia la integración de Tenaria y optimistas previsiones para 2004

Auna, que proyecta salir a bolsa en 2005, ha llegado a un acuerdo de integración con los accionistas de Tenaria, informó el vicepresidente y consejero delegado de Auna, Joan-David Grimá en la junta de accionistas de ésta última empresa. El canje de acciones surtirá efectos en el segundo semestre del año.

Tenaria es el operador de telecomunicaciones sobre red fija que opera en las comunidades de Navarra y La Rioja, con un accionariado compuesto principalmente por socios locales, entre los que destaca Corporación Caja Navarra. Según la nota de Auna, Grimá informó de que los accionistas de Tenaria han aceptado el canje. La operación se ha llevado a cabo a través de una oferta realizada por Auna a los accionistas de Tenaria, compuesta por las operadoras regionales de cable de Navarra (Retena) y La Rioja (Reterioja), a la que se ha adherido más del 90% del accionariado.

Tras este acuerdo, Tenaria formará parte de un operador integral de telecomunicaciones con implantación nacional y con una amplia oferta de servicios de telefonía móvil (Amena), telefonía fija, televisión por cable e internet banda ancha con más de diez millones de clientes y una red propia. La operación asegura y mejora la continuidad en la prestación de los actuales servicios de Tenaria, así como el desarrollo del proyecto global tanto en el ámbito de la Comunidad Foral de Navarra como en el La Rioja.

Cuentas optimistas

En la junta de Auna, celebrada en Barcelona, se informó de que en el primer trimestre del año esta empresa facturó 972 millones de euros, un 12% más que el año anterior y el resultado operativo (EBITDA) fue de 236 millones de euros, con una mejora del 32%.

El número de clientes llegó a 10,245 millones, un 20% más. La junta de accionistas aprobó por unanimidad las cuentas

correspondientes al ejercicio 2003 en el que el Grupo Auna obtuvo unos ingresos superiores a 3.857 millones de euros, con una mejora del 20% respecto al año 2002.

El resultado neto se situó próximo al equilibrio con unas

pérdidas de 55 millones de euros frente al resultado negativo de 560 millones registrado el año anterior. Grimá aseguró que las previsiones son que este año concluya con resultados positivos por primera vez.