æscaron;ltima

Barbie trata de recuperar el terreno arrebatado por las Bratz

Boris Poltoran encontró el regalo perfecto para su hija de ocho años en Ucrania cuando estaba de compras en Times Square, en Nueva York: Barbie y su amiga, Teresa, de Mattel, al económico precio de 4,99 dólares cada una. 'El precio es perfecto', dijo Poltoran, de 37 años, dueño de una tienda de láminas. 'Mi hija dirá '¡Ah!, dos muñecas'. Incluso al precio normal de Mattel de 5,99 dólares, la nueva Barbie playera California no es más cara que la versión del año pasado, a pesar de que el nuevo modelo viene con accesorios como sombrero de crochet, collares de cuentas y gafas de sol.

El responsable ejecutivo de la compañía, Robert Eckert, está añadiendo más accesorios a la Barbie, un icono americano con 45 años de vida que supone hasta un 50% de las ganancias de Mattel, para revivir las ventas del mayor fabricante de juguetes del mundo. El ejecutivo le ha dado a la muñeca un teléfono móvil en miniatura que permite enviar mensajes de texto e, incluso, un nuevo novio, Blaine, después de perder más de 20% del mercado de muñecas de moda en EE UU, que mueve 1.429 millones de euros, ante competidores como MGA Entertainment, el fabricante de las muñecas Bratz.

Desde que asumió el control en mayo de 2000, Eckert, de 49 años, ha cerrado la última fábrica de Mattel en EE UU y ha eliminado 5.000 empleos, el 17% de la plantilla. Para animar las ventas, Eckert agregó a varios modelos de Barbie 16 pares de pendientes, tablas de surf, motos y un novio, Blaine. Su nueva pareja es un muñeco surfista australiano bronceado y de cabello rubio por el sol. Mattel sigue fabricando el tradicional amor de Barbie, el muñeco Ken, introducido en 1961.

Los fabricantes de Barbie han añadido más accesorios, como un teléfono móvil que envía mensajes de texto y hasta un nuevo novio, para recuperar las ventas

Barbie acaparaba más del 90% de las ventas de EE UU de las llamadas muñecas de moda, figuras con distintos vestidos, de unos 30 centímetros, hasta que MGA introdujo la línea Bratz en 2001, según Jim Silver, editor de Toy Book, una publicación especializada en el sector. Ahora Mattel tiene cerca del 70% y Bratz aproximadamente el 30% del mercado, dijo. La competencia de las Bratz, muñecas multiculturales con nombres como Jade y Yasmin, con indumentaria inspirada en el hip-hop, con zapatos de plataforma y chaquetas de piel, podría desacelerar cualquier posible aumento de ventas originados en los cambios de Barbie, dice Lawrence Creatura, gestor en Clover Capital Management. Uno de los principales intentos de competir con Bratz fracasó: la empresa tuvo que retirar las muñecas Flavas con tatuajes y estilo hip-hop este año porque las ventas no alcanzaron las expectativas.

Barbie, que se vende en más de 150 países, representó cerca del 30% de las ventas de Mattel en 2003, dijo el analista Sean McGowan, de Harris Nesbitt Gerard. La marca aportó hasta el 50% de las ganancias de Mattel, por las ventas minoristas de la muñeca por 3.025 millones de euros, y artículos relacionados como radios, cámaras de vídeo y ropas de Barbie, por los que Mattel recibe ingresos por derechos, dijo.

Gracias a Bratz, MGA cuadruplicó sus ventas, más de 546 millones de euros el año pasado desde la introducción de la muñeca en junio de 2001, dijo el responsable ejecutivo Isaac Larian. Las muñecas y los productos Bratz facturan unos 1.093 millones de dólares en ventas minoristas, dijo. 'Acabamos de empezar', dijo Larian. 'Vamos a ser más grandes que Barbie'.