Petroleras

Repsol y Cepsa se adjudican un contrato de petróleo en Irak

Repsol YPF y Cepsa se han adjudicado un millón de barriles de petróleo iraquí, respectivamente, en una subasta realizada por la sociedad estatal iraquí SOMO (State Oil Marketing Organization), según comunicaron ayer las dos petroleras. El crudo es del tipo kirkuk y se cargará a finales de abril en el puerto turco de Ceyhan.

Se trata del segundo contrato que ha otorgado este año la petrolera estatal y ha sido otorgado a otras petroleras europeas, además de Repsol y Cepsa, y a la estadounidense Exxon Mobil. Concretamente, a Hellenic Petroleum, un millón de barriles y a la refinería turca Tupras, más de un millón de barriles. Exxon, por su parte, se ha adjudicado dos millones de barriles.

Fuentes de Repsol aseguran que 'no es un contrato relevante', pues no cubre ni la producción de un día de sus refinerías españolas, que asciende a 1,3 millones. Sin embargo, consideran que es una muestra de los intentos del país por recuperar los suministros, aunque 'les está costando mucho'.

RENO DE MEDICI 1,06 -0,75%

A finales del pasado ejercicio, Repsol YPF firmó un contrato de suministro con Irak para recibir seis millones de barriles de crudo del tipo basra light entre enero y junio de este año.

Por su parte, en noviembre, Cepsa había suscrito también un contrato con Irak para recibir dos millones de barriles al mes durante seis meses, lo que supone un volumen total de doce millones. El crudo, del tipo basra light, se embarca en el puerto de Mina Bakr, en el golfo Pérsico.

En septiembre pasado Cepsa había comprado un cargamento de dos millones de barriles. Y previamente, en junio, las dos petroleras españolas se habían adjudicado también un millón de barriles cada una en una subasta organizada por SOMO. Este petróleo, subastado después de la guerra, estaba almacenado desde antes de la intervención militar.