ERE

Seat anuncia un recorte de 415 empleos en plena huelga

Seat presentó ayer un expediente de regulación temporal de empleo que afecta a 415 trabajadores ante el Departamento de Trabajo de la Generalitat de Cataluña. La filial del grupo Volkswagen afirma que la factoría de Martorell debe aumentar la flexibilidad para seguir siendo competitiva, aunque mantendrá el diálogo con los sindicatos, que ayer habían convocado una huelga de 24 horas en la empresa.

Los avisos de que existe un excedente laboral de la dirección de Seat al comité de empresa formulados hace una semana no han caído en saco roto. La filial de Volkswagen ha cumplido con su amenaza, pues ayer presentó un expediente de regulación de empleo (ERE) de un año para 415 trabajadores. El anuncio del expediente coincidió con la jornada de huelga convocada, que tuvo un seguimiento total entre los casi 15.000 empleados del grupo, según fuentes sindicales.

Un portavoz de Seat puntualizó que la empresa 'tiene el derecho a presentar un expediente para asegurarse todas las medidas de flexibilidad', precisamente el principal punto de desencuentro en las negociaciones con los sindicatos. La dirección de la compañía quiere prorrogar el acuerdo alcanzado en el convenio del año pasado con la denominada bolsa de horas, que reguló las cargas de trabajo de la factoría de Martorell (Barcelona) y evitó un excedente de plantilla de 1.000 empleados durante 2003.

La compañía automovilística presentó la solicitud previa del expediente, lo que significa, según destacan las fuentes consultadas, que la presentación formal sólo se realizará en caso de que fracasen las negociaciones para el nuevo convenio. La voluntad de la compañía es mantener el talante negociador, 'hasta el punto de que la dirección y los sindicatos han convocado una próxima reunión para el próximo martes', argumentaron las mismas fuentes de la empresa. A pesar de esta voluntad de diálogo y de matizar el excedente de 600 trabajadores que había planteado en un principio, la dirección de Seat ha variado su actitud inicial en la negociación con las organizaciones sindicales representativas.

La compañía ha reducido en un año el excedente de 1.000 empleados a 415

El presidente de Seat, Andreas Schleef, afirmó en la rueda de prensa de presentación de resultados de marzo pasado que 'nuestro objetivo no es la reducción salarial, sino alcanzar una mayor flexibilidad. Si la empresa es rentable, los trabajadores recibirán más salarios, a diferencia de los planteamientos de una empresa del sector', en clara referencia directa al grupo Nissan. Al final, las estrategias de ambos grupos han coincidido en la presentación de los respectivos expedientes. Nissan tiene activado un excedente de 160 trabajadores de la planta de Zona Franca.

El coste de la huelga de ayer planteada en todas las empresas del grupo en Martorell se saldará con que un total de 2.000 automóviles dejarán de producirse. Este fue uno de los principales problemas de competitividad que afrontó la factoría en 2003, cuando dejó de fabricar 5.000 unidades por las huelgas y enfrentamientos en el parque de proveedores cercano a la planta, recuerdan fuentes de la empresa.

Los sindicatos quieren un plus del 80%

Los sindicatos pretenden conseguir un plus del 80% en las horas extras trabajadas en la bolsa de trabajo para 2004. Este es el nudo del problema con la dirección de Seat, que no está dispuesta a asumir este sobrecoste. Cada empleado de los 8.000 que trabajan directamente en la factoría central de Martorell adeuda a la empresa un total de 14 horas correspondientes a 2003 y que cobraron puntualmente.

El acuerdo de la bolsa de trabajo del año pasado estipula que estas horas se devolverán cuando la empresa lo necesite por nuevas cargas de trabajo, sin ningún tipo de plus. El lanzamiento del nuevo modelo Altea ha aumentado las expectativas de producción de la factoría, por lo que el nuevo convenio prevé que este año se de el caso inverso al de 2003, con más horas a favor de la empresa que del trabajador.

La factoría de Martorell produjo 436.933 unidades en el pasado ejercicio, cantidad que la compañía espera incrementar hasta los 500.000 vehículos este año. Los representantes de los trabajadores decidirán el martes la convocatoria de nuevas jornadas de huelga.

Las cifras del conflicto

415 horas por trabajador adeuda la plantilla a la empresa en el cómputo correspondiente a 2003, dentro del acuerdo de la bolsa de horas que la empresa quiere prorrogar.

2.000 trabajadores son los afectados por el expediente, que se presentó ayer en su trámite previo, lo que supone que no tendrá efecto si fructifican las negociaciones del convenio.

14 coches dejaron de fabricarse ayer por la jornada de huelga planteada en todas las empresas del grupo en Martorell.