Euro

El euro pierde un 0,8% y se acerca a la zona de 1,20 dólares

El viejo dicho 'dólar fuerte, Bolsa fuerte' ha recuperado validez en las últimas sesiones, en las que la recuperación económica de Estados Unidos ha pasado al primer plano de la actualidad financiera. En este contexto, lo que son buenas noticias para la renta variable estadounidense -y para el conjunto de Bolsas- lo son para el dólar. De manera que caminan de la mano.

Así, en la sesión del jueves los buenos resultados de un puñado de compañías de referencia hicieron caer el euro frente al dólar un 0,8%. Cada moneda europea se cambiaba por 1,2078 dólares. Un nivel superior al del pasado lunes, cuando la divisa registró la cota más baja en cuatro meses y perdió en varias ocasiones la referencia de los 1,20 dólares.

El miedo al terrorismo y el agravamiento de la situación en Irak son factores teóricamente negativos para el dólar. Pero la bajada de la producción industrial alemana y la mejora de los resultados empresariales dieron fuerza a la divisa estadounidense. Los analistas comentaban, además, que el mercado había adoptado posiciones favorables al euro durante las últimas sesiones precisamente debido a la situación en Irak, posiciones que matizó ante la llegada de las festividades de la Semana Santa.

En los mercados de renta fija tampoco pesó en exceso la denominada -en un sangrante eufemismo- situación geopolítica. El mercado se debate entre la recuperación económica, que no justifica tipos de interés más bajos y la necesidad de buscar activos refugio durante la crisis. El bono estadounidense ha aguantado en las últimas sesiones, si bien puede producirse la temida huida hacia la calidad si la situación en Irak se complica todavía más.

Así, ayer se cambiaba la deuda a 10 años al 4,205%. Un nivel muy similar al de comienzos de semana pero casi un 0,35% por encima del que se registraba antes de conocerse el excelente dato de empleo de marzo.