Cada día un análisis

La evolución de los tipos de interés y las Bolsas

Los fondos de renta variable global acumulan en los más de tres meses transcurridos de 2004 una rentabilidad media del 4,60%. Esa rentabilidad esconde, sin embargo, un comportamiento por foco geográfico muy dispar: mientras las Bolsas de EE UU y Europa experimentaron un retroceso de cierto calibre (en algún índice de hasta el 10%), en Japón subieron fuertemente. Y mientras en Tailandia se producía una fuerte caída, en Corea del Sur subían sin ningún problema. También en Latinoamérica se daba esa divergencia: subida en México y caída, aunque ligera, en Brasil.

De seguir así las cosas, este año los fondos globales bien diversificados van a poder gozar de una de las ventajas de la diversificación: el estar en activos o en zonas geográficas que no estén correlacionados. De esa forma empezaría a romperse el clima creado en 2003 cuando todos los activos (renta fija o variable; inmuebles o materias primas) subieron de precio.

Aunque ésa era la situación del primer trimestre, al comenzar abril ha aparecido en escena la posibilidad de que la Reserva Federal decida subir los tipos de interés antes de los esperado, toda vez que la economía norteamericana parece haber empezado, por fin, a generar empleo. La experiencia de ciclos pasados indica, sin embargo, que incluso si esa posibilidad se materializase, en las primeras subidas de tipos las Bolsas no tendrían por qué sufrir fuertes recortes.