Energía

Gas Natural mantiene el interés en la griega Depa pese a los cambios

Gas Natural aseguró ayer que mantiene su interés en el mayor operador de gas de Grecia, Depa, pese al anuncio llevado a cabo por el nuevo Gobierno del país de reestructurar la compañía antes de su venta. El Ejecutivo del primer ministro Costas Caramanlis, salido de las urnas el pasado 7 de marzo, afirmó el pasado miércoles que paralizaba la venta de Depa a la compañía que preside Antoni Brufau con el objetivo de segregarla en cuatro.

Antes de las elecciones, Gas Natural había acordado con el Gobierno socialista la compra del 35% del capital por 285 millones de euros, si bien la conclusión de este acuerdo estaba supeditada al resultado de los comicios generales.

Caramanlis, en cualquier caso, ha mostrado su interés por retomar las conversaciones con Gas Natural una vez haya concluido la reestructuración. Así se lo hizo saber el Ejecutivo griego en un primer contacto realizado en las últimas semanas, según fuentes del operador español.

Gas Natural, por su parte, asegura que la decisión se tomará, como es lógico, una vez vea cómo queda la compañía después de la reestructuración, si bien las fuentes recalcaron que Gas Natural sigue interesada en su compra. 'El ritmo lo marca el Gobierno', sentenciaron. La demora supone un contratiempo para Brufau en su intención por expandirse en la cuenca mediterránea. Recientemente adquirió una empresa italiana y tiene negocios en Argelia.