Alemania

Welteke se ve forzado a dejar el Bundesbank por el 'caso Dresdner'

El presidente del Bundesbank dejará temporalmente su cargo al frente del banco emisor alemán, por recomendación de su directorio, tras el escándalo por las invitaciones que aceptó del Dresdner Bank.

El presidente del Bundesbank alemán, Ernst Welteke, no ha podido resistir la presión política y deberá dejar su cargo, por recomendación del directorio de la entidad que dirige. Y eso que se resistió a dimitir hasta ayer mismo, a pesar de las fuertes presiones recibidas, procedentes, entre otros organismos, del propio Gobierno federal.

Mientras el directorio del banco central germano se reunía ayer en una jornada maratoniana para decidir su futuro, Welteke se dedicaba a comparecer ante varios medios de comunicación (televisión incluida) en los que rechazaba dejar el cargo.

'Espero que se llegue primero a una conclusión acerca de cómo proceder.... en esta investigación. Ha habido muchas acusaciones, por lo que no será fácil llegar a una decisión en el día de hoy (ayer)', dijo a la cadena alemana de televisión ZDF.

Welteke llevaba varios días en el ojo del huracán, tras hacerse público que el Dresdner Bank le había pagado una cuenta de hotel hace dos años.

Finalmente, a última hora de la tarde de ayer el Bundesbank emitió un comunicado en el que informó que Welteke dejaba 'temporalmente' su cargo a partir de ayer mismo, por recomendación del directorio, debido al escándalo. El presidente del 'Buba' aceptó una invitación del Dresdner Bank, el cual le pagó los cerca de 8.000 euros que costó una estancia de él y su familia en un hotel de lujo de Berlín (el Adlon), en el que festejó el lanzamiento de los billetes y monedas en euros en la Nochevieja del año 2001.

Welteke y el Bundesbank habían devuelto el pasado lunes en dos partes el dinero de la factura del hotel, después de que la revista Der Spiegel informara sobre el caso. Pero los diarios, los políticos y el jefe del sindicato de contribuyentes de Alemania continuaron con las críticas, resaltando que la devolución del dinero se había producido dos años más tarde. Ayer mismo, el ministro alemán de Finanzas, Hans Eichel, había pedido nuevamente al directorio del banco emisor que contribuyera al esclarecimiento del proceder de su presidente. Las acusaciones contra Welteke deben ser aclaradas 'rápida y totalmente', recalcó Eichel.

Según medios alemanes, el ministro ya había abordado la cuestión con los miembros del directorio antes de la reunión de ayer.

Como funcionario público y presidente de la institución encargada de la supervisión bancaria en Alemania, el banquero no puede aceptar invitaciones de una entidad financiera privada.

Poco antes de que se hiciera público el comunicado del Bundesbank, Welteke había lamentado por primera vez lo ocurrido, aunque insistiendo que no veía ninguna razón para dejar el cargo.

El vicepresidente Jürgen Stark ocupará el puesto

El hasta ahora vicepresidente del Bundesbank, Jürgen Stark, será el sustituto provisional de Welteke, tanto en su puesto de presidente del banco emisor alemán como en el de miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE). En el comunicado remitido ayer, el banco central germano expone que 'no hay razones suficientes' para relevar a Welteke de su cargo de forma definitiva.

El propio Welteke aceptó ayer mismo su renuncia, de caracter temporal.