Cada día un análisis

Frenazo transitorio en América Latina

Los fondos de renta variable latinoamericana, que acumulan una fuerte rentabilidad en los últimos 12 meses, han sufrido un cierto parón en 2004: sus rentabilidades medias respectivas fueron del 50,55% y del 9,74%.

El comportamiento de los mercados latinoamericanos ha sido, sin embargo, muy desigual: mientras que la Bolsa brasileña apenas avanzaba nada en el primer trimestre de este año (en realidad el índice Bovespa perdía un moderado 0,4%), la mexicana se revalorizaba casi un 20%.

Este comportamiento dispar obedece a un fenómeno general de dispersión en las rentabilidades de los fondos de renta variable que han obedecido, por foco geográfico en el que se realiza la inversión, a impulsos diferentes, claramente condicionados por factores locales que en Brasil pueden tener que ven con la pérdida de impulso de las medidas adoptadas por el Gobierno de Lula.

Sin embargo, para el resto del año las perspectivas no tienen por qué ser necesariamente malas. Por una parte parece mantenerse una tendencia alcista tanto en las Bolsas como en el precio de las materias primas, algo que es bueno para los países latinoamericanos que son exportadores de éstas.

Y más después de conocerse que la economía norteamericana ha comenzado por fin a generar empleo a buen ritmo, una tendencia que probablemente se mantendrá hasta el otoño.