Protesta

Los sindicatos convocan una huelga en Seat para el día 16 por la amenaza de 600 despidos

La dirección de Seat, a través del vicepresidente de recursos humanos Enrique Paredes, ha manifestado hoy su intención de seguir dialogando pese a la amenaza de huelga, pero ha pedido más flexibilidad a la plantilla y se ha reafirmado en sus propuestas de convenio.

La huelga, convocada por CCOO y UGT para el próximo 16 de abril por en contra del plan de reducción de plantilla presentado por la empresa y que supondría el despido de 600 trabajadores en las fábricas de Martorell y la Zona Franca, "no es el camino para ser más competitivo", advirtió Paredes. Añadió el directivo que "no estamos pensando en un ajuste sino en llegar a un acuerdo para que no afecte al excedente que tenemos en este momento" y recordar que las negociaciones de convenio continúan la próxima semana.

El presidente del comité de empresa de Martorell y secretario general de UGT en Seat, Matías Carnero, aseguró que la reunión mantenida hoy entre los representantes de los

trabajadores y de la compañía "ha ido mal, la empresa ha mantenido su posición y oficializado su amenaza de recorte de plantilla".

Reuniones previstas

Carnero confirmó que empresa y sindicatos se reunirán el día 14 por la mañana para intentar desbloquear la situación, aunque aseguró que "no son optimistas". Aseguró que el modelo que la compañía tiene ahora en España es viable, y que también es posible "traer de nuevo la producción que ahora se encuentra en Bratislava(Eslovaquia)".

El pasado 31 de marzo, la dirección de Seat comunicó a los sindicatos su decisión de suspender los contratos relevo, no prorrogar el acuerdo el 8 de mayo de 2003 sobre flexibilidad en la producción y presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para solucionar el excedente de plantilla, que la empresa cifra en 600 trabajadores.