Ahorro

Seat calcula un excedente de 600 empleos y pide más flexibilidad a la plantilla

La dirección de Seat ha advertido hoy en una reunión con los sindicatos en Martorell que la empresa tiene un excedente de entre 400 y 600 trabajadores, aproximadamente un 4% del personal que integra la filial española de Volkswagen.

Según fuentes sindicales, la dirección de recursos humanos convocó anoche una reunión urgente para las 10.00 de esta mañana, en la que ha anunciado que existían "ciertos riesgos" para la plantilla en caso de no asumir el recorte de costes que exige la matriz.

Adaptación

Este excedente de personal se genera por el abandono en septiembre de la fabricación del Arosa, y el previsible estancamiento este año y el próximo de las ventas del Ibiza. Seat cuenta con una plantilla total de 13.000 trabajadores, que el pasado año trabajó unas 13 horas menos por la caída de la producción.

Para evitar el excedente de horas, Seat sigue planteando pagar este año la mitad del plus por sábado y suspenderá el "contrato de relevo" de manera temporal, una fórmula novedosa que permite la jubilación paulatina de unos 7.000 trabajadores y la incorporación de otros tantos jóvenes en un plazo de siete años. Hasta ahora, se han realizado 2.800 "contratos de relevo" en la empresa.

El entorno de la multinacional no ayuda, ya que el Plan de Ajuste de Volkwswagen afecta mayoritariamente a los puestos indirectos de trabajo, como administración y oficinas, y se centrará básicamente en las factorías de Brasil y México.

El recorte de plantilla se enmarca en el llamado plan Formotion, con el que la matriz espera reducir los costes en 2.000 millones adicionales hasta 2005, sobre todo en producción, gastos extraordinarios y rendimiento de sus filiales extranjeras.

Berlín lamenta el ultimátum de Bruselas

El Gobierno alemán lamentó hoy la petición formal a Alemania por parte de la Comisión Europea para que modifique la llamada ley Volkswagen (VW), una cláusula de sus estatutos que limita el poder de voto de los accionistas y la protege de una OPA hostil. Berlín lamenta la postura de Bruselas, porque no ve en ninguna transgresión de la libertad de circulación de capitales en el mercado interior y estima que dicha ley es compatible con el derecho comunitario. A la pregunta de cómo reaccionará Alemania a las exigencias de la Comisión, la portavoz del Ministerio de Justicia señaló que "el Gobierno federal esperará a recibir el dictamen motivado y actuará a partir de eso".