'caso Parmalat'

El FMI cuestiona las normas contables y de auditoría tras el 'caso Parmalat'

El colapso de Parmalat pone en cuestión la eficacia de todo el sistema contable y los criterios de las agencias de calificación de riesgo, según un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI). El caso del gigante alimentario italiano 'ilustra la necesidad de asegurar que las prácticas contables, auditoras y de gobierno corporativo sean consistentes con los principios legislativos, regulatorios y de supervisión, y que sean efectivamente aplicados', indicó el organismo internacional.

El informe de Estabilidad Global Financiera recoge que el fraude económico de la compañía italiana, que suspendió pagos a finales del año pasado tras reconocer un agujero contable superior a 10.000 millones, refleja la necesidad de reclamar a las agencias de calificación nuevos métodos para valorar adecuadamente las operaciones de las empresas. Además, se debe exigir a las compañías mayor transparencia y que hagan públicos más documentos, especialmente cuando tienen estructuras accionariales complejas.

También los supervisores deben ser más diligentes en su actividad y han de poner más empeño en la vigilancia del cumplimiento de las normas de auditoría y de contabilidad, según el FMI.

'Parmalat enseña el proceso de cómo una empresa de provincias italiana se convierte en un enorme red de sociedades instrumentales en paraísos fiscales' dijo Gerd Hausler, director de la división de mercados del FMI.