Internet

El servicio de correo de Google vulnera las leyes españolas

La Federación de Consumidores en Acción (Facua) ha advertido a Google que el servicio de correo electrónico que está probando va en contra de las leyes españolas de privacidad de datos. En concreto, el denominado Gmail vulneraría la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSI).

Facua se ha dirigido a la filial española de Google previniéndole de que su sistema de correo supone, por un lado, una violación de la privacidad de las comunicaciones de los usuarios, y por otro, un delito por conservar los mensajes borrados de los usuarios.

El buscador pretende explotar su servicio gratuito de correo incorporando publicidad relacionada con el texto de los mensajes. Así, los usuarios de Gmail encontrarán en la parte derecha de su pantalla enlaces patrocinados que se incorporarán si en el texto de sus mensajes se encuentra alguna de las palabras claves compradas por los anunciantes.

Google explica que se trata de un proceso totalmente automatizado y, que ningún humano lee el mensaje para identificar las palabras e incorporar los anuncios. Pero la LOPD 'reconoce el derecho de los usuarios a oponerse al tratamiento de sus datos con fines publicitarios, independientemente de que éste se realice de forma automatizada o no', recuerda Facua en un comunicado.

El segundo fallo de Gmail es que guarda las copias residuales de correo electrónico, que pueden permanecer en sus sistemas incluso después de que el usuario los haya borrado. La asociación de consumidores considera que esta práctica atenta contra el artículo 12 de la LSSI, que sólo permite retener los datos de conexión y de tráfico generados por las comunicaciones un plazo máximo de doce meses.

'No haremos nada que vaya en contra de la ley', aseguró a Europa Press, Miguel Reina, máximo responsable de Google en España. Además, Reina recuerda que Gmail está aún en fase de pruebas.

Facua no ha sido la única en hacer públicas sus preocupaciones acerca de Gmail. Google también ha recibido críticas de otras cinco asociaciones europeas y estadounidenses.