Seguridad informática

McAfee afirma que las pymes europeas pierden 22.000 millones al año por ataques de virus

Los virus informáticos están saturando las infraestructuras de los pequeños negocios europeos, según un estudio hecho público hoy. El informe señala que el 22% de estas compañías han suspendido parte de su actividad para recuperarse de los ataques más recientes. Los países con un mayor número de empresas perjudicadas por esta plaga son Francia (50% de pequeñas empresas afectadas) e Italia (30%). El coste del 'cibercrimen' para este sector es de 22.000 millones de euros anuales.

McAfee Security, división de la compañía estadounidense especializada en seguridad Network Associates define las pequeñas empresas como aquéllas compañías que cuentan con menos de 20 empleados. En Europa occidental hay en torno a 14 millones, según el estudio de McAfee, para el que ha contemplado la situación de más de 500 compañías en Reino Unido, España, Italia, Francia, Alemania y Holanda. A cada empresa un ataque informático suele costarle 5.000 euros, cantidad que contempla tanto el coste de 'limpieza' de las máquinas afectadas como la producción que deja de realizarse como consecuencia del ataque.

En España, el 20 por ciento de las pymes se han visto afectadas por ataques de virus. Las pequeñas empresas gastan cada año en Europa 22.000 millones de euros en combatir el 'cibercrimen', y parece que "la situación empeora", señala Jack Clark, responsable de tecnología en McAfee. En lo que llevamos de 2004 "hemos visto más alertas de virus que en todo el primer cuarto de 2003", afirma.

El estudio de la empresa estadounidense coincide con el realizado por la Unidad de Delitos Tecnológicos de la policía británica, que estimó que este tipo de ataques (virus, spam, intrusiones no autorizadas, etc) habían costado a las empresas de las islas cientos de millones el año pasado.

A pesar de que los problemas de seguridad informática crecen, las empresas parecen no mentalizarse sobre la importancia de proteger sus sistemas. El Reino Unido lidera la lista de compañías desprotegidas ante posibles ataques, pues solo un 39% de las pequeñas empresas toma medidas adecuadas para no ser vulnerables.

Chantaje a las páginas web de apuestas

El sector financiero ha sido especialmente golpeado por los virus. Un crimen relativamente nuevo es el "phising", y consiste en el envío de sospechosos correos electrónicos o la apertura de páginas web con el objetivo de engañar al internauta para que, de diversas maneras, acabe facilitando las contraseñas de sus tarjetas de crédito o de los servicios de banca 'online' que utilice.

Además, los sitios de apuestas en Internet han recibido en los últimos meses bombardeos que saturan sus páginas, los "ataques por denegación de servicio", unidos a peticiones posteriores por parte de sus autores, que exigen dinero a cambio de garantizar la seguridad de estas páginas.