Industria española de curtidos

El Libro Blanco del sector del curtido debatirá el coste medioambiental

La patronal pide que se prohíba el tratamiento con sal de las pieles

La patronal de la industria española de curtidos y los sindicatos Fiteqa-CC OO y Fia-UGT redactarán el Libro Blanco del sector, que prevé sensibilizar a las Administraciones sobre los costes medioambientales del tratamiento de la materia prima y problemas más coyunturales como los costes que acarrea la paridad entre el euro y el dólar. Esta última moneda es la que fija el precio de las pieles en los mercados internacionales.

El Observatorio Sectorial del Curtido y la Piel canalizará la elaboración del documento, que también analizará las tendencias del sector y las necesidades de competitividad futuras.

El presidente de la Confederación Española de Curtidores Cec-Fecur, Jaime Alvira, aseguró que 'uno de los principales problemas del sector es el coste del tratamiento de estabilización de las pieles, que tradicionalmente se conservan con sal'. Alvira afirmó que este sistema cuenta con dos problemas. En primer lugar, el coste de salar y desalar las pieles y, en segundo término, los residuos que genera este conservante. 'En Cataluña, por ejemplo, existe una estricta legislación de aguas residuales que imposibilita determinados vertidos al río'.

Además, este sistema imposibilita el aprovechamiento posterior de los residuos de las pieles. Alvira indicó que los residuos sirven para la producción de gelatinas para el sector de cosmética. Sin embargo, la sal imposibilita su utilización. Para solucionar el problema, Alvira propuso 'que se prohíba el tratamiento de salar y se extienda en el sector el sistema de secado de las pieles frescas, mucho más estable y sin costes medioambientales'. Esta situación también permitiría que las pieles europeas se utilizaran en el continente, reduciendo la dependencia de EE UU, uno de los mercados con excedentes de pieles de vacuno.

El observatorio es el tercero que se forma en España, después del químico y textil. El organismo también abordará temas de competitividad como la flexibilidad laboral. El sector curtidor ha aumentado su dependencia de la moda en los últimos años, lo que supone mayores puntas de producción. Esta tendencia ha aumentado la importancia de introducir la flexibilidad laboral en las empresas. El incremento de la colaboración empresarial es otro de los aspectos que tratará el observatorio. 'Especialmente en el extranjero, existe la posibilidad de realizar acciones comerciales con pymes que en España son competidoras', destacó Alvira.

Por otra parte, el máximo responsable de la patronal española afirmó que es partidario de que los subsectores de confección y calzado también entren a formar parte del observatorio, por el momento limitado a la primera fase de curtición.

Finalmente, el libro blanco identificará las 'islas curtidoras' existentes en España, determinadas zonas geográficas donde aún se concentran históricamente buena parte de las principales empresas del sector.

Textil. Reunión para retomar el acuerdo de flexibilidad

¦bull; El sector de curtidos y el textil tienen puntos en común. El principal es la necesidad de buscar acuerdos de flexibilidad laboral, como el denominado 'contador cero'. El presidente del Consejo Intertextil Español, Amadeo Cazador, ha convocado una reunión del observatorio sectorial para hoy mismo en Madrid, en la que prevé retomar el acuerdo histórico alcanzado en diciembre pasado. Por otra parte, Cazador afirmó que estaba 'muy contento' por la decisión del futuro Gobierno socialista de reinstaurar el Ministerio de Industria.

¦bull; La industria textil pretende concretar estos acuerdos con los sindicatos para afrontar con garantías la liberalización comercial mundial prevista para enero de 2005. Paralelamente, la patronal se ha reunido recientemente con exportadores chinos para buscar oportunidades en el país asiático. A pesar de que los aranceles se han reducido del 27% al 12% en los dos últimos años, existen multitud de trabas para exportar desde España.