Europa

Volatilidad y miedo en la tercera semana de pérdidas

Los mercados europeos sucumbieron al temor que genera la amenaza del terrorismo y encadenaron la tercera semana de pérdidas.

La incertidumbre es uno de los peores enemigos de las Bolsas y los numerosos sobresaltos que ha tenido que digerir el mercado en los últimos días han provocado un fuerte aumento de la volatilidad. La creciente inestabilidad en Oriente Próximo tras el asesinato de Yassin, jeque espiritual de Hamas, varias falsas amenazas terroristas en EE UU y el descubrimiento de una bomba en la red ferroviaria francesa han marcado el ritmo de los mercados.

A las caídas de principios de semana siguió el fuerte rebote el jueves. Las cifras y previsiones de Inditex, Swiss Re o Telecom Italia animaron a los inversores a entrar en el mercado aprovechando los recortes de las últimas semanas.

En la sesión de ayer el vigor de la recuperación perdió fuerza aunque los avances leves dominaron, ganancias que finalmente resultaron insuficientes para salvar la semana. Las Bolsas europeas, sin embargo, mostraron cierta resistencia ayer. La caída ligeramente inferior a lo previsto del índice IFO de confianza empresarial no afectó en exceso el ritmo de los mercados. Así, las Bolsas lograron subidas que oscilaron entre el 0,29% del Mib 30 y el 0,62% del Cac. El Footsie fue la única de las principales plazas de la región que retrocedió. Cayó un 0,37%.

En la semana las pérdidas leves fueron la norma. El Euro Stoxx 50 cayó un 0,22%, el Footsie, un 1,36% y el Cac perdió el 0,58%. Fráncfort y Milán se salvaron con subidas testimoniales del 0,08% y del 0,09% respectivamente. Las aseguradoras (+1,05%), las químicas (+0,71%) limitaron las pérdidas mientras que el sector de distribución (-2,09%) caía con fuerza.

CREDIT SUISSE CAE El temor a los escándalos contables regresa

El fantasma de los escándalos contables hizo su aparición en los mercados ayer. Credit Suisse se vio obligado a reducir en un 4% los resultados publicados el pasado mes de febrero relativos al ejercicio 2003 del grupo debido a un error de 140 millones de euros hallado en DBV-Wintherthur, la filial alemana del grupo de seguros Winterthur, controlada por Credit Suisse. El banco aseguró que es un error aislado pero las acciones de la compañía sufrieron una caída del 1,5%.