Construcción

Villar asegura que OHL ganará 6,5 millones con su torre del Madrid

Juan Miguel Villar Mir ha decidido asegurar a OHL un beneficio de 6,5 millones por construir la torre que levantará en la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid Inmobiliaria Espacio, primer accionista de OHL que a su vez está controlada por el propio Villar Mir.

OHL obtendrá un beneficio industrial de 6,54 millones de euros por construir para Inmobiliaria Espacio, empresa también del grupo Villar Mir, la torre de oficinas de 215 metros de altura que se adjudicó de entre las cuatro que se levantarán en los antiguos terrenos del Real Madrid en el Paseo de la Castellana de Madrid, informó ayer la empresa.

El grupo constructor aseguró que este beneficio se sumará al importe que perciba en concepto de coste total efectivo de construcción de la torre, 'sea cual sea éste'.

El acuerdo suscrito entre OHL y Espacio (primer accionista de la constructora con el 45% del capital) para la construcción de este edificio fija un plazo de máximo de ejecución de 36 meses, con lo que será así la primera de las cuatro torres en levantarse. Torre Espacio contará con 46 plantas (43 de ellas para oficinas y tres comerciales) y seis subterráneas con 1.200 aparcamientos.

Su diseño, elaborado por el estudio estadounidense Pei, Cobb, Freed & Partners, uno de cuyos fundadores es autor del museo Louvre de París, parte de una base cuadrada para ascender en espiral hasta concluir en un huso en la cúspide.

La venta de los terrenos de la Ciudad Deportiva del Real Madrid, ha reportado al club deportivo un total de 495 millones de euros, cantidad que casi duplica la deuda histórica de la entidad.

El convenio urbanístico fue firmado en mayo de 2001 entre el Ayuntamiento de Madrid, el Gobierno regional madrileño y el Real Madrid, con el apoyo de Izquierda Unida y la oposición del PSOE, que incluso llegó a solicitar ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid la anulación del acuerdo de recalificación de los terrenos.

En el proyecto de recalificación, el club deportivo aceptaba trasladar sus instalaciones a Valdebebas, mientras que en los antiguos terrenos se construirían cuatro rascacielos y un pabellón deportivo. De esta manera, el Real Madrid obtenía recursos suficientes para anular la deuda de 252 millones de euros que lastraba sus cuentas. En diciembre de 2001 el equipo blanco vendió las dos torres de su propiedad al grupo Villar Mir y a Caja Madrid por un total de 360 millones de euros. La tercera torre, cuya propiedad era en un 64,3% del club blanco y en un 35,7% de la Comunidad de Madrid, se vendió a la Mutua Madrileña por 210 millones de euros. La cuarta torre, propiedad del Ayuntamiento, fue adjudicada al grupo Vallehermoso, por 140 millones.

El escollo de la servidumbre aérea

La operación Ciudad Deportiva debe superar un escollo esencial para prosperar. La supresión de una servidumbre de paso aéreo por la zona. Estos terrenos están afectados por el paso de una vía aérea de emergencia, que impide construir por encima de los 110 metros de altura. Sacyr y Repsol han aplazado el pago de los terrenos hasta que no se resuelva el asunto. Además, Ruiz-Gallardón, ha eliminado de la candidatura olímpica el pabellón deportivo que se ubicaba en la zona y fundamental en la recalificación de los terrenos.