Bebidas

Desbloqueada la recalificación de la fábrica sevillana de Cruzcampo

El Ayuntamiento de Sevilla ha alcanzado un acuerdo con Heineken y ha desbloqueado la recalificación de la actual fábrica de Cruzcampo en el casco urbano de la ciudad a cambio del compromiso por parte de la empresa de renunciar a la externalización de parte de su plantilla.

La multinacional se trasladará a las afueras de la capital sin tener que descartar la regulación de empleo para 168 de sus 393 empleados, un expediente que se justificó en la menor mano de obra que exigirá la futura planta. La regulación está ya aprobada y fue pactada con los sindicatos, lo que ha impedido al consistorio arrancar su exigencia inicial de mantenimiento del empleo.

El Ayuntamiento, que suspendió la recalificación al anunciarse el recorte, se conforma ahora con mantener el empleo directo del futuro e impedir la segregación de la actividad. El acuerdo permitirá construir 1.962 viviendas en los actuales terrenos de Cruzcampo, un 43% de protección pública.