5d

El dinero busca refugio seguro tras el 11-M

El dinero de los fondos de inversión se ha movido en busca de los activos más seguros después de los atentados del 11 de marzo en Madrid, que marcaron el inicio de una fase de alta volatilidad en las Bolsas. En los siete días siguientes a la masacre, los fondos más conservadores -Fiamm y de renta fija- registraron entradas netas de 2.037 millones de euros. En el mismo periodo, de los fondos de renta variable salían 560 millones en términos netos, un movimiento inusual para las instituciones de inversión colectiva en tan breve periodo de tiempo.

Los gestores perciben una actitud más defensiva en sus clientes, aunque algunos expertos lo creen una reacción normal a los acontecimientos que no perdurará. En lo que va de año, el patrimonio de los fondos crece un 4,5%.

En todo caso, la Bolsa ha entrado en una fase de inestabilidad que no se recordaba desde la guerra de Irak del pasado año. A partir de la matanza del 11-M, el Ibex ha oscilado más de un 1% en siete de las doce sesiones bursátiles celebradas.