Cada día un análisis

Mejor de lo que se esperaba hace unos meses

Hace menos de tres meses se consideraba que los fondos de renta fija a largo plazo serían los desfavorecidos de la fortuna durante 2004: la eventualidad de una subida de los tipos de interés del dólar por parte de la Reserva Federal, junto con el hecho de que cuando los tipos de interés están en un nivel tan bajo como el actual es difícil que la situación pueda, en ese terreno, mejorar mucho más, los convertían en los principales candidatos a acumular minusvalías a lo largo del año.

La evolución de su patrimonio conjunto en los dos primeros meses del año confirma esa impresión generalizada: 206 millones de euros menos, lo que los sitúa a finales de febrero en 9.967 millones, y 300 millones de reembolsos netos.

Sin embargo, pasados ya más de dos meses y medio desde que se iniciara 2004, y con las Bolsas en situación más que inestable, los fondos de renta fija a largo plazo están proporcionando rentabilidades positivas que en promedio ascienden a 1,51%, con un rango que va desde el 0,04% de Renta 4 Ahorro al 4,54% de BBVA Renta Fija Largo 6.

La situación cambió bruscamente en contra de esta clase de fondos a finales de enero, momento en que se produjo un ligero repunte de tipos de largo plazo, situación que mejoró un par de semanas después. Tras ello, el rendimiento de la deuda pública española a 10 años se ha situado por debajo del 4%.