Opa

El BBVA controla el 97,8% de Bancomer tras desembolsar 3.169 millones de euros

El BBVA ha alcanzado el 97,84% del capital de Bancomer al concluir con éxito la opa sobre el 40,6% de la entidad que todavía no controlaba. La entidad que preside Francisco González, que ha invertido en esta operación 3.169 millones de euros, está decidida a potenciar su peso en México, una de las mayores economías de América Latina.

El BBVA señaló el pasado sábado en un comunicado que la adquisición le consolida 'en su posición como primer grupo financiero de México'. 'Hemos hecho esta operación porque queremos crecer en México', ha señalado Francisco González. Y añadió que 'a partir de hoy, Bancomer va ganar más aún en solidez, en capacidad financiera, en diversificación de riesgos y en flexibilidad de la gestión'.

El Gobierno mexicano dio luz verde a la opa sobre Bancomer el pasado 19 de febrero. Como resultado de esta operación, la entidad será excluida de la cotización en la Bolsa Mexicana de Valores.

BBVA 4,93 1,71%

La operación se ha sufragado mediante la venta de participaciones en Telefónica, Iberdrola y Repsol durante el año pasado y, sobre todo, a través de una ampliación de capital.

Realizó esta última transacción el pasado 4 de febrero y en apenas cuatro horas captó los 2.000 millones que tenía previstos. La colocación, que se hizo por el procedimiento acelerado (accelerating bookbuilt offering), se dirigió sólo a inversores institucionales y dejó fuera a los particulares. El banco lo justificó por darle mayor agilidad y evitar fluctuaciones del valor.La demanda de los títulos superó 1,7 veces la oferta, un total de 195 millones de títulos con un precio de emisión de 10,25 euros cada acción.

Con esta operación por la que el banco que preside Francisco González pasa a controlar el 97,84% de su filial mexicana.

La entidad piensa dar por finalizada su etapa de compras en Latinoamérica. El objetivo ahora es reforzar el negocio de las filiales.

Según señala el propio BBVA, la transacción que acaba de cerrar tendrá un impacto inmediato positivo en el beneficio por acción.