Foro

Caruana advierte de que es pronto para calcular el impacto del 11-M

El gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, ha asegurado que todavía es demasiado pronto para evaluar los efectos de los atentados del 11 de marzo en Madrid sobre la economía y ha aconsejado "prudencia" a la hora de establecer comparaciones con los ataques del 11-S, lo que podría llevar a exagerar el impacto. Así, durante su intervención en el Foro ABC, ha destacado que, hasta el momento, sólo han reaccionado a los atentados los mercados bursátiles, de cuyos movimientos no se pueden extraer conclusiones relevantes, debido a que tienden a sobrerreaccionar ante cualquier suceso.

En todo caso, Caruana ha considerado que la economía española está en buenas condiciones para superar los retos a los que se enfrenta, "incluido el potencial impacto que pudiera derivarse del ataque terrorista" en Madrid, y aprovechar desde una posición ventajosa los impulsos de reactivación internacional. A su juicio, España cuenta con bases sólidas para continuar los próximos años la senda de expansión iniciada en 2003, siempre que no se produzcan "graves perturbaciones inesperadas".

En este sentido, ha advertido de que el patrón de crecimiento reciente, impulsado por el consumo y la construcción, en un contexto de tipos de interés históricamente bajos, puede generar "algunos riesgos", como "dificultades" para el equilibrio financiero de los hogares y las sociedades y para la competitividad del conjunto de la economía. Por eso, ha abogado por una mayor diversificación de las fuentes del crecimiento, con más peso de la inversión productiva y de las exportaciones, para contribuir al equilibrio financiero de hogares y empresas y fomentar la competitividad, y seguir de ese modo avanzando en convergencia real con la UE.

Respaldo al PSOE

Jaime Caruana ha asegurado que "las manifestaciones inequívocas" del nuevo equipo de Gobierno sobre su compromiso de estabilidad, no intervencionismo y reformas "añaden una razón más para la confianza" en la capacidad de la economía española para afrontar retos.

Asimismo, ha recordado que el Banco de España tiene el papel de asesorar y apoyar al Ejecutivo en el diseño de sus políticas y ha añadido que, con el PSOE, "lo seguiremos haciendo".

Agotará su mandato

Caruana también ha confirmado que seguirá en su cargo hasta que expire el mandato, en julio de 2006, al estar desvinculada su designación de cambios de Gobierno tras los resultados de los comicios electorales. Así, ha explicado que el puesto de gobernador del Banco de España "tiene su mandato establecido", como parte de los requisitos de independencia del Banco Central, y ha valorado de manera positiva esta situación.

A su entender, "es bueno institucionalmente" que en ciertos organismos e instituciones el mandato de personas que conforman sus órganos de gobierno "no coincida con los ciclos electorales", como ocurre en el supervisor bancario.